Colombia Internacionales -  7 de marzo 2012 - 12:57hs

Uribe recomienda a su excomisionado que siga fuera de Colombia

Bogotá ( EFE ) El expresidente colombiano Álvaro Uribe le recomendó hoy a Luis Carlos Restrepo, antiguo comisionado de paz de su Gobierno procesado por un supuesto falso desarme de guerrilleros, que siga fuera del país para evitar la cárcel.

"Eso (el regreso) jamás se lo recomendaría", afirmó Uribe durante una entrevista con la cadena bogotana RCN La Radio, cuyo servicio informativo es dirigido por Francisco Santos, quien lo acompañó de 2002 a 2010 como vicepresidente.

El exgobernante hizo referencia a la situación jurídica de Restrepo, cuyo paradero es un enigma desde el pasado 8 de enero, cuando viajó a Washington.

Restrepo, alto comisionado para la Paz durante el Gobierno de Uribe, salió de su país doce días antes de una audiencia que había sido convocada para imputarle cargos y que no pudo ser realizada debido a su ausencia.

La vista fue instalada tres semanas después, sin Restrepo, quien fue entonces declarado en contumacia (reo ausente) al establecerse que hacía ya días que estaba fuera de Colombia.

"A mí me parece lo más injusto que Luis Carlos Restrepo tenga que venir al país a irse a una cárcel", consideró Uribe, e insistió: "Eso es totalmente injusto, eso jamás se lo recomendaría".

Según el expresidente, quien previamente había respaldado al antiguo comisionado en la busca de asilo o protección en el exterior, "mientras haya cárcel para Luis Carlos Restrepo no se puede aceptar que hay garantías" para que él regrese a su país para afrontar la causa judicial.

Restrepo reveló el pasado 17 de febrero, en un comunicado desde la clandestinidad, que había decidido recurrir a las leyes internacionales para que otro Gobierno le ofreciera la protección que el suyo no pudo o quiso darle.

La Fiscalía General le imputó a Restrepo los cargos de "concierto para delinquir, peculado por apropiación, fraude procesal, y porte, tráfico y fabricación de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares".

Son delitos relacionados con una denunciado falso desarme, en marzo de 2006, de 62 supuestos integrantes del llamado frente Cacica Gaitana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la población de Alvarado (suroeste).

Muchos de ellos eran indigentes o desocupados reclutados y entrenados en horas, según la investigación de la Fiscalía, que también estableció que este proceso fue financiado por un narcotraficante que se infiltró como rebelde y que muchas de las armas que se entregaron entonces no servían.

El supuesto montaje se dio por la época en la que el Gobierno de Uribe (2002-2010) avanzaba en las últimas desmovilizaciones de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Las AUC se disolvieron a mediados de 2006, con el desarme de 31.000 paramilitares, dentro de un proceso que siempre estuvo a cargo de Restrepo, prestigioso psiquiatra que entró en la vida política en 2001, con la primera campaña presidencial de Uribe.

En esta nota: