Pekín Internacionales - 

China sale reforzada del paso de Snowden por Hong Kong

Pekín, ( EFE ). El paso del extécnico de la CIA Edward Snowden por Hong Kong ha servido a China para apuntarse un tanto ante la opinión pública de su país y ver constatada la teoría de que la República Popular es también un objetivo del ciberespionaje en el mundo.

Siempre situadas en un segundo plano al menos aparentemente, las autoridades en Pekín guardaron silencio sobre el caso desde que Snowden apareció en Hong Kong y aseguró que Estados Unidos espía desde hace años a varios objetivos del gigante asiático.

Con el argumento de la autonomía de la excolonia británica, Pekín dijo que "respeta las decisiones de las autoridades hongkonesas de acuerdo con la ley" después de que Snowden tomara un vuelo hacia Moscú, pese a la solicitud de extradición presentada por EEUU.

"A las autoridades les ha gustado tener un hombre que defiende que China ha sido víctima de ataques cibernéticos, y más si éstos proceden de Estados Unidos, pero una intervención directa en el caso habría amenazado las relaciones bilaterales", explicó a Efe un diplomático residente en Pekín que prefirió mantenerse en el anonimato.

En los últimos meses varias empresas y organismos gubernamentales estadounidenses denunciaron ser víctimas de espionaje cibernético con orígenes en China, y un informe de una empresa especializada en seguridad en internet publicado en febrero afirmaba que un grupo de piratas informáticos contaban con el "apoyo directo del Gobierno chino" para una "amplia campaña de espionaje cibernético a largo plazo", acusaciones que China negó.

Hoy, preguntada sobre si prevé consecuencias negativas en las relaciones diplomáticas bilaterales tras las revelaciones de Snowden, la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo que el gigante asiático "está dispuesto a realizar esfuerzos considerables para construir un nuevo tipo de relaciones más importantes entre los dos países".

Este "nuevo modelo de relación" es el mismo que Xi planteó a Obama en el encuentro bilateral de ambos mandatarios a principios de febrero, una reunión que se llevó a cabo pocos días antes de que Snowden filtrara a los periódicos "The Guardian" y "The Washington Post" el supuesto programa de espionaje llevado a cabo por EEUU.

Con un discurso idéntico al que rezaba antes de que estallara el escándalo, Hua defendió hoy la cooperación con la comunidad internacional para mantener la seguridad del ciberespacio y sugirió que la cuestión se tratará durante el próximo Diálogo Estratégico entre China y Estados Unidos, que se celebrará en Washington a mediados de julio.

De la misma forma que las autoridades, la prensa oficialista china mantuvo un inusual silencio durante los 35 días de Snowden en Hong Kong, un período durante el cual el ex técnico de la CIA iba detallando las formas y los objetivos supuestamente espiados desde Washington.

Este letargo duró hasta que Snowden dejó el domingo atrás su episodio en China, momento en que los editoriales de los principales medios de comunicación del país cargaron duramente contra la administración estadounidense.

"Todo esto demuestra que Estados Unidos, que durante mucho tiempo ha estado intentando ser el inocente y la víctima de los ataques cibernéticos, ha resultado ser el mayor villano de nuestra época", señala un escrito de la agencia oficial Xinhua.

Entre ayer y hoy, además, la principal red social de microblogging del gigante asiático, Weibo, acumulaba miles de comentarios que deseaban suerte al fugitivo o alababan "su ingenio".

"Rusia, Cuba, Ecuador o Venezuela. Todos son países antiestadounidenses. Realmente Snowden se ha esforzado mucho", publicó uno de los internautas.

"Estoy orgulloso de que finalmente Hong Kong no le haya detenido y extraditado ¡Viva la libertad y la justicia!", decía otro.

El periódico oficialista "Global Times condicionó por su parte el futuro de Snowden "al juego entre la hegemonía de EEUU y la búsqueda mundial de la equidad y la justicia".

En esta nota: