Un campeonato de surf a cuatro patas. Los perros demuestran en las costas californianas que éste no es un deporte exclusivamente humano.