IRAK Internacionales -  25 de noviembre 2013 - 18:03hs

El Consejo de Seguridad condena los últimos ataques terroristas en Irak

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy los últimos atentados terroristas en Irak que dejaron al menos 19 muertos y reafirmó su apoyo al gobierno y al pueblo iraquí y su compromiso con la seguridad en ese país.

"Condenamos en los términos más enérgicos la reciente ola de atentados terroristas en Irak, en los que se atacaron de forma deliberada escuelas y centros de oración", dijeron los miembros del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas en un comunicado.

El Consejo de Seguridad expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas, deseó una pronta recuperación a los heridos y reafirmó su apoyo al pueblo y al gobierno de Irak, así como a las fuerzas de seguridad que defienden a la población civil.

Asimismo, destacó la necesidad de que los responsables, los organizadores y quienes financian estos actos de terrorismo sean llevados ante la justicia, y urgió a todos los países de la comunidad internacional a cooperar con las autoridades.

El Consejo reiteró nuevamente que no hay justificación para que se cometa ningún acto terroristas y resaltó la importancia de combatir "con todos los medios posibles" cualquier amenaza para la paz y la seguridad internacional.

Asimismo, recordó a los estados miembros que deben garantizar que cualquier medida que adopten para combatir el terrorismo cumpla con sus obligaciones internacionales y se haga bajo el derecho internacional humanitario.

Por último, reiteró que ningún atentado terrorista podrá revertir el camino hacia la paz, la democracia y la reconstrucción de Irak que gobierno y el pueblo iraquí, así como del resto de la comunidad internacional.

Al menos 19 personas murieron hoy y otras 57 resultaron heridas en varios atentados registrados en distintos puntos de Bagdad y Mosul, después de que un día antes fallecieran otras quince personas en diferentes zonas del país.

Irak vive un repunte de la violencia sectaria y de los atentados terroristas, que tienen como principales blancos a las fuerzas de seguridad y la comunidad chií.