EL CAIRO Internacionales -  25 de diciembre 2013 - 13:30hs

Grupo extremista se atribuye ataque en el Sinaí

Un grupo vinculado con al-Qaida y ubicado en la península del Sinaí se atribuyó el miércoles la responsabilidad por un ataque suicida contra una estación de policía en una ciudad egipcia del delta del Nilo, explosión que dejó 16 muertos y más de 100 heridos.

El grupo Ansar Beit al-Maqdis (Los paladines de Jerusalén) dijo que lanzó el ataque en Mansura en venganza por "el derramamiento de sangre musulmana inocente" a manos del "régimen apóstata" de Egipto, una referencia a la represión de los islamistas por las fuerzas de seguridad tras el golpe militar del 3 de julio en el que fue derrocado el presidente Mohamed Morsi.

Aunque el mensaje colocado en un portal extremista el miércoles no pudo ser verificado, es similar a mensajes previos emitidos por el grupo en el mismo foro. Identificó al atacante suicida del martes con el sobrenombre de Abu Mariam.

"A los soldados y oficiales les repetimos nuestro consejo de que deben dejar el servicio con las milicias (del ministro de Defensa, general Abdel-Fattah) el-Sissi y (del ministro del Interior) Mohamed Ibrahim", dijo el grupo en una declaración. "Los exhortamos a mantenerse fuera de los cuarteles generales de este régimen renegado para proteger sus vidas".

"Que todo el mundo en este régimen se entere que están luchando contra Dios y su profeta", afirmó la declaración. El grupo llamó además a los egipcios a no aceptar otra constitución que no sea "la ley de Dios".

La explosión en Mansura, a 110 kilómetros (70 millas) al norte de El Cairo, fue la más mortífera en una ola de violencia de meses atribuida a extremistas islámicos.

Fue tan poderosa que derribó toda una sección y una pared del edificio de cinco pisos, además de incinerar a decenas de autos estacionados cerca y dañar varios edificios contiguos. La televisión estatal egipcia reportó el miércoles que otro de los heridos en el ataque había fallecido, lo que elevó a 16 el total de muertos.

Inmediatamente tras la explosión, el gobierno interino respaldado por los militares culpó a la Hermandad Musulmana, el mayor grupo islamista del país, organización a la que pertenece Morsi. El ataque ocurrió en momentos en que altos funcionarios de seguridad al parecer estaban reunidos en Mansura con el fin de analizar los preparativos para un referéndum constitucional del 14-15 de enero.

La consulta es un paso clave en la transición política del país tras el golpe militar, pero ha desatado nuevas protestas de la Hermandad Musulmana. El grupo ha estado protestando desde el golpe para exigir la libertad de Morsi y su regreso al poder.

Un funcionario de seguridad dijo que al parecer el atacante en Mansura condujo una camioneta cargada de explosivos hasta colocarla cerca de la estación policial e hizo estallar el vehículo. El funcionario, que habló a condición de preservar el anonimato porque no está autorizado a dialogar sobre la investigación con la prensa, dijo que las autoridades del aeropuerto en El Cairo arrestaron a un miembro de la Hermandad el martes por la noche bajo sospechas de estar vinculado con el ataque.

El sospechoso, identificado como Adel Yunis Rashid, de 22 años y quien maneja tiene una tienda de computadoras en Mansura, fue detenido cuando se disponía a viajar a Turquía con su madre y un amigo, señaló el funcionario.

Es el hijo de un importante miembro de la Hermandad y ex legislador de Mansura, dijo el funcionario, que añadió que las autoridades confiscaron las computadoras y teléfonos de Rashid.