JERUSALÉN Internacionales -  5 de enero 2014 - 10:40hs

Kerry: EEUU apoyará a Irak, pero sin soldados

El secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo el domingo que Estados Unidos está dispuesto a ayudar a Irak a combatir a los extremistas vinculados con al-Qaida que han tomado el control de ciudades en el oeste del país, pero advirtió que Washington no enviará soldados, diciendo que esa batalla es de los iraquíes.

Kerry habló el domingo al salir de Jerusalén con destino a Jordania y Arabia Saudí para proseguir con su esfuerzo de negociar la paz entre Israel y los palestinos. Kerry tuvo tres días de largas reuniones en con el presidente palestino Mahmud Abbas y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Pero las negociaciones de paz probablemente quedarán eclipsadas por la toma de Faluya y Ramadi, la capital de la provincia de Anbar, por parte de la organización extremista Estado Islámico en Irak y el Levante. Ramadi fue un baluarte de insurgentes suníes durante la guerra liderada por Estados Unidos. Los extremistas de al-Qaida tomaron el control de ambas ciudades la semana pasada y han rechazado ofensivas de fuerzas del gobierno.

El Estado Islámico en Irak y el Levante es una de las principales unidades rebeldes en Siria, donde ha impuesto una versión estricta del islam en los territorios que controla y secuestrado y asesinado a cualquier que considere crítico de sus posturas. También el sábado, la organización reclamó la responsabilidad por un atentado suicidad con un carro bomba en un vecindario chií en el Líbano.

En sus comentarios antes de salir de Jerusalén, Kerry dijo a los periodistas que Estados Unidos está "en extremo preocupado" por esos combates, calificando el grupo de "el más peligroso de la región"

"Apoyaremos al gobierno de Irak y a otros que están dispuestos a repeler esos esfuerzos de desestabilización", dijo Kerry. "Vamos a hacer todo lo posible, pero no voy a hablar de detalles".

Y agregó: "No contemplamos la posibilidad de enviar solados. Esa lucha es de ellos".

Las conversaciones de Kerry el domingo con el rey Abdulá II de Jordania y el rey Abdulá de Arabia Saudí probablemente toquen la guerra en Siria y el programa nuclear de Irán.

En esta nota: