BOLIVIA Internacionales -  7 de enero 2014 - 15:28hs

Evo Morales asume el miércoles en Nueva York presidencia pro témpore de G77

El presidente de Bolivia, Evo Morales, partió este martes a Nueva York para asumir la presidencia pro témpore del Grupo de los 77 (G77) de países en vías de desarrollo, y anunció que promoverá en ese organismo que los recursos naturales estén en manos de los Estados.

"Mañana (miércoles) recibimos la presidencia de G77 más China, 133 países del mundo estarán bajo la dirección de Bolivia, es una gran alegría para nuestros movimientos sociales" sindicatos de obreros y campesinos, afirmó Morales poco antes de partir, en un acto público.

La presidencia del Grupo rota anualmente por regiones y en 2014 correspondía a los países de América Latina y el Caribe, que eligieron el año pasado por unanimidad a Bolivia. Fiji le entregará al país sudamericano la presidencia.

"Esta confianza que nos han depositado es gracias a las políticas sociales que hemos implementado", aseguró el mandatario.

Desde que llegó al poder en enero de 2006 Morales aplicó una política de corte estatista, nacionalizó la riqueza hidrocarburífera y reivindicó los derechos de los pueblos indígenas.

Por tal motivo, el mandatario anunció que una de sus misiones en la presidencia pro témpore será compartir con los demás países del Grupo la experiencia boliviana en estos siete años de gobierno.

"Queremos compartir con los 133 países que los recursos naturales del mundo deben estar en manos del pueblo, bajo la administración del Estado y no en manos de los privados, que los servicios básicos sean un derecho humano y no un negocio privado como existe en otros países del mundo", puntualizó.

"Hay que hacer una nueva arquitectura económica en el mundo...y mañana voy a proponer un nuevo mundo sin oligarquías, sin monarquías", adelantó respecto al discurso que dará en la sesión en la que asumirá su país la presidencia.

Morales reiteró su deseo de organizar en Bolivia una cumbre del G77 durante este año, aunque reconoció que aún hay limitaciones aeroportuarias y hoteleras y que sólo la ciudad de Santa Cruz (este), el corazón económico del país, se perfilaría como sede.

"Es muy grande la responsabilidad, estamos planificando, ojalá podamos conseguir (la cumbre) es el gran deseo que tenemos", aseveró el gobernante, quien expresó su confianza de obtener el apoyo de los países de la región.

En esta nota: