BANGKOK Internacionales -  4 de febrero 2014 - 10:58hs

Tailandia: Oposición pide anular elecciones

El principal partido tailandés de oposición solicitó el martes a un tribunal que anule las elecciones nacionales del fin de semana pasado, en un cuestionamiento legal que podría prolongar la parálisis política del país.

El pedido del Partido Demócrata al Tribunal Constitucional también reclama la disolución del partido gobernante de la primera ministra Yingluck Shinawatra, que convocó a las elecciones del domingo en un intento por acallar las protestas antigubernamentales que comenzaron hace tres meses.

El pedido argumenta que los comicios violaron la Constitución, incluso con el hecho de que no se completaron en un día, dijo Wiratana Kalayasiri, exlegislador de oposición y titular del equipo legal del Partido Demócrata.

Los críticos sostienen que el motivo de que las elecciones no se completaron en un día se debe a que los manifestantes de oposición respaldados por el Partido Demócrata las sabotearon.

Ese partido boicoteó las elecciones y los manifestantes que los apoyan forzaron el cierre de cientos de estaciones de votación en Bangkok y en el sur, impidiendo que millones de personas emitieran su voto.

Como consecuencia, hace falta una serie de elecciones especiales para completarlas.

"Esta elección ha violado la Constitución en varios aspectos, pero principalmente no fue justa", afirmó Wiratana. "Las elecciones no se efectuaron en el mismo día, y por eso buscamos anularla".

Prompong Nopparit, vocero del Partido Pheu Thai, de Yingluck, dijo que los demócratas "inician otro frente de ataque en ayuda de las protestas callejeras".

"Son los que ni siquiera participaron en las elecciones. Probablemente son los que tratan de derrocar la democracia por medios inconstitucionales", agregó.

Pese al temor de que se produjeran hechos de violencia, la votación se llevó a cabo pacíficamente en el 90 % de los puestos de votación.

La puja para efectuar la votación es parte de un conflicto de tres meses que ha dividido el país entre partidarios y oponentes de Yingluck, que sostienen que el gobierno de la primera ministra es corrupto y que es títere de su hermano, el derrocado primer ministro Thaksin Shinawatra.

Thaksin, un empresario multimillonario que se ha convertido en el personaje más divisivo en la historia tailandesa moderna, se exilió para evitar una condena por corrupción después de ser derrocado en un golpe militar en 2006.

Los manifestantes han ocupado intersecciones importantes de la capital y han obligado a los ministerios a cerrar sus puertas y trabajar en otros sitios.