TURQUÍA Internacionales -  26 de febrero 2014 - 13:35hs

Presidente turco aprueba más poderes oficiales

El presidente turco aprobó el miércoles una polémica ley que limita la independencia del poder judicial, medida interpretada como la respuesta gubernamental a las denuncias de corrupción incoadas por la fiscalía que implicaron recientemente al primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

La firma tiene lugar días después de que llegaron al internet presuntas conversaciones entre Erdogan y su hijo sobre la forma de desprenderse de grandes sumas de dinero en una residencia. La oficina de la fiscalía de Ankara investiga el caso.

La ley, que da mayores controles al Ministerio de Justicia sobre un consejo que designa y supervisa a los jueces y fiscales, es una de varias medidas continuadas presentadas por el gobierno para limitar las consecuencias de un escándalo de corrupción y sobornos que obligó a Erdogan a cesar a cuatro ministros.

El miércoles, el Parlamento aprobó una versión más atenuada de una nueva ley sobre internet que daría a la autoridad de telecomunicaciones de Turquía poder para clausurar portales por violaciones de la privacidad, aunque tendría que obtener una aprobación judicial antes de 24 horas. Además, la autoridad tendría que obtener un mandamiento judicial para examinar las actividades de los usuarios.

Antes de la revisión, la autoridad de telecomunicaciones podría haber obligado a los operadores de internet a facilitar la información sobre las actividades de los usuarios sin una decisión judicial.

El gobierno cesó ya a miles de policías, jueces y fiscales desde que estalló el escándalo en diciembre.

El último acontecimiento y la rápida respuesta gubernamental a las denuncias causaron protestas. Unos 1.000 seguidores de los partidos de oposición se congregaron en el centro de Estambul, lanzando al aire billetes falsos de 100 euros. El gesto fue una burla a Erdogan, que según las grabaciones filtradas por internet ordenó a su hijo que "reduce a cero" grandes sumas de dinero distribuyéndolas a empresarios y otras personas al parecer allegadas a la familia.

La Associated Press no pudo verificar la autenticidad de las grabaciones.