CARACAS Internacionales -  12 de marzo 2014 - 12:48hs

La defensora del pueblo venezolano dice que López no se quejó y él pide su renuncia

La defensora del Pueblo venezolano, Gabriela Ramírez, afirmó hoy que el dirigente opositor Leopoldo López no alegó nada sobre sus derechos cuando fue visitado en prisión por el organismo, horas después de que el detenido pidiera a los venezolanos que se manifiesten para pedir la renuncia de ella.

"Leopoldo López fue visitado por la Defensoría del Pueblo el viernes pasado y él entre muchas cosas que nos decía pues nos decía que él nada tiene que alegar sobre sus derechos", indicó Ramírez en unas declaraciones desde Ginebra al canal Globovisión.

"Ahora, si está circulando otra noticia por allí yo instruiré una nueva visita esta semana", indicó.

Las declaraciones de Ramírez, quien destacó que López tiene cable y teléfono en la cárcel, se producen horas después de que el dirigente opositor pidiera a través de su esposa, Lilian Tintori, que maneja su cuenta de Twitter, que todos salgan hoy "a pedir la renuncia" de quien calificó como "la Defensora de la Dictadura"

"El gobierno asesina, reprime, tortura y ella lo justifica", señaló López, quien está encarcelado en una prisión militar desde el pasado 18 de febrero, después de que se entregará a las autoridades que le acusan de ser responsable de la violencia desatada en una marcha de protesta antigubernamental hace un mes.

"Pidamos su renuncia. Los colectivos armados actuan bajo ordenes directas en TV nacional d @NicolasMaduro y ella lo justifica", indicó López en alusión a supuestos grupos paramilitares chavistas.

"Su dependencia absoluta y servilismo a la Dictadura la mantienen + pendiente d defender su puesto q los derechos d los venezolanos", indicó.

La defensora señaló en una comunicación desde Ginebra, donde se encuentra para participar en reuniones con organismos de derechos humanos de la ONU, que López "tiene acceso a cable, tiene acceso a telefonía y tiene acceso a cuestiones que generalmente una persona privada de libertad no tiene".

"La última información que tengo de hace apenas cinco, seis días atrás es que Leopoldo nos informó a nosotros como Defensoría del Pueblo que sobre sus derechos no tenía nada que objetar", insistió.

El relator de Naciones Unidas sobre tortura y otros tratos inhumanos, crueles o degradantes, Juan Méndez, denunció el martes que López permanece en régimen de aislamiento y que el hecho de organizar una manifestación pacífica no es razón para mantenerlo detenido.

López llamó a "Tod@s a marchar en paz, vestidos d blanco hasta la Defensoria del Pueblo. Sigamos en la calles X nuestros derechos", dijo.

El Gobierno venezolano, que señala directamente a López por los actos de violencia que se produjeron el 12 de febrero al término de una marcha pacífica que acabó con ataques contra edificios y bienes públicos y la muerte de tres jóvenes, ha dicho que una de las razones para que el dirigente permanezca en una prisión militar es su propia seguridad.

López niega cualquier delito y desde prisión ha llamado a sus seguidores a mantenerse en las calles para protestar contra el Gobierno.