HONDURAS Internacionales -  13 de marzo 2014 - 19:30hs

Ecuador y Honduras intensifican cooperación con relación diplomática plena

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, dieron hoy un nuevo impulso a las relaciones bilaterales y destacaron el restablecimiento total de los vínculos diplomáticos con la designación de sus respectivos embajadores.

Hernández, que llegó ayer a Quito para una visita de trabajo, aseguró que la designación de embajadores va a fortalecer "sin duda" de manera "extraordinaria los lazos de hermanos latinoamericanos".

Correa anunció hoy la designación de Irina Cabezas, expresidenta de la Asamblea Nacional (Parlamento), como nueva embajadora del país andino en Honduras.

El anuncio lo hizo durante la reunión que mantuvo con Hernández en el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, en la misma semana en que Mayra Falck, entregó copias de cartas credenciales como embajadora de Honduras en Ecuador.

Correa recordó que hubo una "crisis diplomática" en 2009: "Con la destitución del presidente (Manuel) Zelaya, se rompieron relaciones, no reconocimos al gobierno de facto, pero es claro también que la situación democrática en Honduras se ha venido normalizando", dijo.

Mencionó la designación de Porfilio Lobo y añadió que con la nueva elección presidencial en Honduras, "cualquier vestigio de ese rompimiento constitucional ha desaparecido por lo que la decisión de ambos países es normalizar" las relaciones a tal punto que se han designado a las representantes diplomáticas.

"Con esto, las relaciones vuelven a la absoluta normalidad", comentó Correa al señalar que con la visita de Hernández y la invitación que le ha hecho a visitar Honduras, las relaciones "retoman un momento bastante espectante, intenso y alto en la historia de las relaciones bilaterales".

De su lado, Hernández señaló que como hondureños han venido haciendo un "esfuerzo de reconciliación" interna tras la crisis, destacó que las dos elecciones posteriores "fueron las más concurridas" por los hondureños y además "las más observadas".

"Hoy, por fortuna, tenemos más relaciones con diferentes países en el mundo que antes de la crisis del 2009 y, diría, que relaciones más fortalecidas", indicó al agregar que también han normalizado relaciones con Cuba y Venezuela.

En su opinión, en término de relaciones internacionales, Honduras está "en su mejor momento".

Por otra parte, Hernández destacó el interés de su país por conocer sobre las experiencias ecuatorianas en temas sociales, fiscales y petroleros, sobre los cuales recibió información en su visita que concluye hoy.

Tras una reunión con Correa y representantes de ambos gobiernos, Hernández aseguró que se van "con mucha información", "muy esperanzados", y saludó los esfuerzos del gobierno ecuatoriano por desarrollar programas locales para atender a los más necesitados.

Aseguró que le ha llamado la atención la forma en que el Gobierno de Correa "profundizó y revisó" el sistema de previsión social, así como su trabajo por la inclusión social, en temas como la salud y la educación, entre otros aspectos.

También dijo haber recibido información sobre el modelo de gabinetes itinerantes que desarrolla el Ejecutivo ecuatoriano para mantener un mayor contacto con la población.

En temas de contratos en general, señaló que coincide con Correa en que se deben tomar decisiones en torno a los acuerdos en beneficio de la población.

"Ha llegado el momento en que los gobernantes tienen que responder a los intereses del pueblo. Alzar su voz, con respeto, con claridad, y decir 'hasta aquí y de ahora en adelante redefinamos las reglas si es que quieren seguir trabajando con el Estado'", apuntó.

En temas comerciales, Correa dijo que hay que trabajar en mecanismos para compensar el déficit hondureño y señaló que se debe aumentar el nivel de comercio y tener uno "un poco más equilibrado en favor de Honduras".

El presidente de Ecuador, de tendencia de izquierda, dijo no creer en modelos sino en que cada país busque sus propias respuestas de acuerdo a sus visiones, realidades y valores, y apuntó que cree en principios e ideologías.

De su lado, Hernández, líder del conservador Partido Nacional, señaló que cree en la solidaridad, justicia social, el bien común, en una lucha frontal contra las desigualdades.

Para él "los extremistas de la izquierda y los extremistas de la derecha casi terminan uniéndose en un círculo que es dañino para los pueblos". EFE

sm/cav

En esta nota: