EEUU Internacionales -  10 de abril 2014 - 09:52hs

Sacan último Corvette de socavón en museo

Los restos maltratados de un potente Corvette fueron extraídos el miércoles de lo profundo de un socavón que se abrió hace unas semanas bajo un museo de Kentucky, lo que da por finalizada una tortuosa labor para recuperar ocho autos clásicos que fueron arrastrados al hoyo.

El Corvette Z06 Mallett Hammer 2001 quedó enterrado bajo tierra y rocas, muy por debajo de la superficie del Museo Nacional del Corvette en Bowling Green. La atmósfera era sombría mientras el maltratado vehículo, que gozaba de 700 caballos de fuerza gracias a algunas modificaciones hechas para mejorar su desempeño, era jalado hacia la superficie.

"Parece un pedazo de papel aluminio", dijo Kevin Helmintoller, de la Florida, quien donó el auto al museo en diciembre. "Aun así me alegra estar aquí, porque si no, no creería que estaba así de mal. No lo habría reconocido".

Al momento que fue donado, el auto estaba valuado en 125.000 dólares, dijo la portavoz del museo Katie Frassinelli.

Los autos parecían juguetes apilados entre tierra y fragmentos de concreto después que se abrió un socavón de unos 12 metros de diámetro por 18 de profundidad (40 x 60 pies) en el área de exhibición del museo a mediados de febrero. El agujero se abrió cuando el recinto estaba cerrado y nadie resultó herido.

Los otros autos dañados en el incidente fueron un Corvette 1962 negro, un Spyder ZR-1 1993, un Pace Car PPG 1984, un Corvette Millonésimo blanco 1992, un Corvette 1,5 Millonésimos blanco 2009, un Blue Devil ZR-1 2009 y un Corvette 40mo Aniversario rojo 1993.

Se calcula que el valor combinado de los ocho vehículos excede el millón de dólares, de acuerdo con el museo.