UCRANIA Internacionales -  21 de abril 2014 - 20:37hs

EEUU: Rusia tiene solo "días" para cumplir acuerdo

Rusia tiene "días, no semanas" para cumplir un acuerdo internacional dirigido a bajar de tono la crisis en Ucrania, advirtió el lunes el principal diplomático estadounidense en Kiev, mientras que el vicepresidente Joe Biden expresó un amplio apoyo al gobierno prooccidental de Ucrania.

A su vez, Rusia, acusó a las autoridades de Kiev de infringir flagrantemente el acuerdo y afirmó que no lo tolerará.

Biden, el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar Ucrania durante su conflicto con Rusia, planeaba reunirse el martes con autoridades ucranianas en Kiev. El vicepresidente también planeaba anunciar un nuevo apoyo técnico para ayudar al gobierno en materia de energía y reformas económicas.

El viaje de Biden se concreta días después que Estados Unidos, Rusia, Ucrania y la Unión Europea firmaron un acuerdo en Ginebra que pide a Moscú que use su influencia para hacer que las fuerzas pro rusas abandonen los numerosos edificios del gobierno que han ocupado en varias ciudades del oriente de Ucrania.

Estados Unidos afirmó el lunes que fotografías públicamente disponibles en Twitter y otros medios sociales muestran que algunos de esos efectivos son fuerzas especiales rusas y que tales imágenes apoyan su aseveración de que Moscú usa sus fuerzas militares para provocar el caos en Ucrania.

No hubo manera de verificar de inmediato esas imágenes, que fueron tomadas de internet o entregadas la semana pasada por diplomáticos ucranianos a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

En Moscú, el canciller ruso Serguéi Lavrov rechazó las acusaciones de que Moscú está detrás de los problemas en el oriente de Ucrania y de no cumplir el acuerdo de Ginebra.

"Antes de darnos un ultimátum que nos exige cumplir algo en dos o tres días, o atenernos a sufrir sanciones, exhortamos con urgencia a nuestros aliados estadounidenses a reconocer completamente la responsabilidad de esas personas a quienes llevaron al poder y a quienes tratan de proteger, cerrando los ojos a las atrocidades provocadas por este régimen y por los combatientes en quienes se apoya este régimen", dijo Lavrov en una conferencia de prensa.

Las palabras y las acciones de los líderes ucranianos son "absolutamente inaceptables", declaró.

Estados Unidos ha advertido que ordenará a la brevedad nuevas sanciones económicas contra funcionarios y entidades rusas si Moscú no cumple el pacto de la semana pasada.

Gregory Pyatt, embajador de Estados Unidos en Ucrania, dijo que es demasiado pronto para saber si el pacto saldrá adelante, pero agregó: "La pelota está en la cancha de Moscú en términos de si van a tomar este atajo diplomático".

"Es necesario que haya resultados concretos", dijo Pyatt a los reporteros en Kiev, agregando que Estados Unidos tomaría una decisión sobre si opina que el acuerdo funciona en "días, no semanas".

Aunque el acuerdo de la semana pasada ofreció esperanzas de que la crisis en Ucrania se pueda resolver pacíficamente, el pacto parece frágil, en el mejor de los casos. Los grupos armados pro rusos se han negado a abandonar los edificios ocupados hasta que el gobierno ucraniano renuncie. Y el domingo hubo hechos de violencia cuando tres personas fueron abatidas en un tiroteo en un punto de control de fuerzas pro rusas.

Funcionarios ucranianos y rusos se culparon mutuamente por instigar el ataque y la Casa Blanca dijo que estaba tratando de determinar cuál parte fue responsable y que no había podido verificar independientemente los hechos.

Pero mientras las autoridades analizaban lo sucedido, el Departamento de Estado trataba de fundamentar públicamente una postura contra Rusia por los acontecimientos. Las fotos publicadas el lunes muestran a militantes con armas y uniformes similares a los que usan las fuerzas rusas, y las personas en cuestión se parecen a los efectivos rusos que invadieron Crimea en marzo, antes de un referendo que terminó en la anexión de la península por parte de Rusia.

El secretario de Estado John Kerry y Lavrov hablaron por teléfono el lunes pero no pareció haber avances. Lavrov dijo que le dijo a Kerry que el gobierno ucraniano no podía ni estaba dispuesto a detener a los que Moscú califica de extremistas en el oriente de Ucrania.

En esta nota: