WASHINGTON Internacionales -  30 de abril 2014 - 15:35hs

Corrupción amenaza progreso afgano

Más de una década de trabajo financiado con dólares de los contribuyentes estadounidenses está en riesgo si no se combate la corrupción y el robo en Afganistán, según un reporte trimestral publicado el miércoles por el principal auditor del gasto de reconstrucción de Estados Unidos en aquella nación empobrecida.

La corrupción generalizada obstaculiza la capacidad del gobierno para recaudar ingresos e impide el desarrollo económico y el esfuerzo para promover la rendición de cuentas, señala el reporte de 260 páginas del inspector general especial para la reconstrucción de Afganistán.

"Los costos en Afganistán, tanto en vidas perdidas como en dinero gastado, ha sido enorme", dijo en el reporte el inspector John Sopko. "Si no aprovechamos esta oportunidad y nos ponemos serios con respecto a la corrupción inmediatamente, estamos poniendo en riesgo de fracasar todos los frágiles avances que hemos logrado en esta nuestra guerra más larga".

El inspector general especial agregó que la corrupción está afectando todos los niveles aduanales, una fuente de ingresos que podría ayudar a Afganistán a ser menos dependiente de la ayuda internacional. El reporte indicó que agencias estadounidenses calculan que se pierden decenas de millones de dólares anualmente debido al contrabando y que deteniendo la corrupción "potencialmente se podría duplicar los ingresos de aduanas remitidos al gobierno central".

Entre diciembre de 2012 y diciembre de 2013, Afganistán falló por 12% en su objetivo de recaudación de ingresos de 2.400 millones de dólares y podría fracasar por hasta 20% en la meta de este año de 2.500 millones de dólares, señaló el reporte del inspector.

"Esto podría significar que el gobierno afgano sólo sería capaz de pagar aproximadamente una tercera parte de su presupuesto de 7.500 millones de dólares. Dependerá de la comunidad internacional para cubrir el déficit", según el reporte.

Estados Unidos ha asignado al menos 198 millones de dólares para ayudar a Afganistán a recaudar ingresos aduanales. Se ha mejorado la eficiencia y la recaudación en varios sitios, incluido el Aeropuerto Internacional de Kabul, pero la corrupción aún permea todos los niveles del proceso, indica el reporte.

"Redes criminales utilizan intimidación para contrabandear materias primas, lo que da como resultado una pérdida calculada en cerca de 25 millones de dólares anuales en importación de trigo y arroz un tan solo una aduana", agrega el documento. Funcionarios de comercio dijeron al inspector general especial que se pierden aproximadamente 60 millones de dólares al año por contrabando comercial y que empleados afganos que escuchan las recomendaciones de asesores estadounidenses están siendo secuestrados e intimidados.

En esta nota: