Beirut Internacionales -  3 de mayo 2014 - 12:28hs

Siguen negociaciones para retirada de los opositores de casco antiguo de Homs

Beirut - Las autoridades sirias y los rebeldes prosiguen hoy con las negociaciones para la salida de los insurgentes del casco antiguo de la ciudad de Homs, en el centro de Siria, en medio de un alto el fuego, señalaron a Efe fuentes opositoras.

Una fuente rebelde cercana a las conversaciones explicó por internet que ambas partes están respetando el alto el fuego, iniciado después del mediodía de ayer, y que el diálogo sigue en marcha.

En su opinión, es cuestión de "unos pocos días, si Dios quiere" alcanzar un pacto para el repliegue de los insurgentes.

La fuente indicó que las líneas generales del acuerdo ya están, pero faltan los detalles y los pasos para ejecutarlo, que, consideró, es la parte complicada.

Precisó que esos puntos se refieren a cuestiones logísticas y al orden en que se ejecutarán las decisiones del acuerdo.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, apuntó ayer a Efe que el pacto constaría de dos puntos: la entrega de armas por parte de los rebeldes y su retirada posterior al norte de la localidad.

En la zona hay aproximadamente entre 1.500 y 2.000 combatientes de la oposición.

En caso de que al final se efectuara el repliegue tan solo quedaría en la ciudad un barrio en manos de los rebeldes, el de Uaer, situado en el noroeste.

El activista opositor Samer al Homs indicó por su parte a Efe que hoy no se han registrados hostilidades en la parte antigua de la población, pero que se han producido bombardeos y disparos en el distrito de Uaer.

Al Homs destacó que en la localidad de Telbise, en las afueras de Homs, se han registrado este sábado dos ataques aéreos.

El casco viejo lleva asediado por el ejército más de veinte meses, lo que ha causado un grave deterioro de la situación humanitaria en su interior.

En febrero pasado, ambos bandos pactaron una tregua humanitaria, con la mediación de la ONU, para permitir la evacuación de unos 1.400 civiles -mujeres, niños y ancianos- del área.

El martes pasado, al menos 55 personas perecieron y 111 resultaron heridas, según el saldo oficial, en un doble atentado perpetrado con dos coches bomba en un barrio de mayoría alauí, secta a la que pertenece el presidente Bachar al Asad.

Activistas elevaron a un centenar el número de muertos en ese ataque en el distrito de Al Zahra, cuya autoría fue asumida por el Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Más de 150.000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, de acuerdo a los datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

FUENTE: EFE

En esta nota: