Nueve arrestos por malversación en las obras del tren de alta velocidad

AFP

BARCELONA, 5 mayo 2014 (AFP) - Nueve personas fueron detenidas el lunes por presunta malversación de fondos públicos en la construcción del tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona, informó la fiscalía anticorrupción en un comunicado.

La operación policial tuvo lugar en los domicilios de los principales implicados en este caso sobre presuntas irregularidades en la construcción del AVE y en las sedes de las empresas involucradas en las obras, indicó la fuente.

Publicidad

"Efectivos de la Guardia Civil han procedido a la detención de nueve personas y se han realizado 11 registros" en los domicilios de los principales implicados y en las sedes sociales en Barcelona y Madrid de las empresas involucradas en las obras, entre ellas Adif, la compañía pública que gestiona la red ferroviaria, precisa el comunicado.

Según la fiscalía, los nueve detenidos podrían haber incurrido en delitos de "malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental, entre otros".

Publicidad

La trama habría hinchado facturas de los trabajos de construcción en Barcelona de la línea de alta velocidad entre Madrid, Barcelona y Francia, lo que generó "un ilícito sobreprecio en beneficio de la empresa contratista de alrededor de 6 millones de euros", explicó la fiscalía.

La justicia sospecha que los directivos de la empresa contratista, que la prensa española identifica como la constructora Corsán, se habrían concertado con cualificados funcionarios públicos de Adif "para beneficiar económicamente a dicha mercantil en perjuicio de los fondos públicos gestionados por el ente público".

"Algunos de los funcionarios de Adif implicados habrían recibido contraprestaciones económicas por su ilícita conducta", añade la fiscalía, que inició las diligencias hace ocho meses.

La operación, que se mantiene bajo secreto de sumario, salpica a la joya de la corona de la economía española: la vasta red de alta velocidad, la segunda mayor del mundo con 3.100 kilómetros en servicio, por la que el gobierno siguió apostando durante la crisis y que ahora quiere exportar a otros países, especialmente Brasil.

La principal línea de este servicio es la que une a lo largo de 804 km Madrid, Barcelona y la frontera francesa que, tras una inversión de 3.700 millones de euros, fue inaugurada en enero de 2013.

Publicidad

Publicidad