SLAVIANSK Internacionales -  5 de mayo 2014 - 19:11hs

Ucrania envía fuerzas especiales a Odesa

Ucrania envió una unidad élite de la Guardia Nacional al puerto sureño de Odesa, en una medida desesperada por contener la propagación de los enfrentamientos entre fuerzas del gobierno y una milicia pro rusa en el oriente del país que el lunes dejó varios muertos de ambas partes.

El gobierno de Kiev intensificó sus intentos de retomar el control de ambas regiones, pero parecía particularmente alarmado por el derramamiento de sangre en Odesa. La situación fue en lo fundamental pacífica hasta el viernes, cuando varios enfrentamientos dejaron 46 muertos, muchos de ellos en un edificio del gobierno incendiado intencionalmente.

Las tensiones en Ucrania también han causado preocupación en Moldavia, donde el gobierno informó el lunes ya tarde que había colocado sus fronteras en estado de alerta. La región separatista de Transdniéster, ubicada al noroeste de Odesa y donde hay 1.500 soldados rusos, es apoyada por Moscú y muchos de sus habitantes simpatizan con la insurgencia pro rusa.

La pérdida de Odesa —además de una amplia franja de la zona oriental de Ucrania— sería catastrófica para el gobierno de Kiev y dejaría al país sin salida al Mar Negro. Ucrania ya perdió una parte significativa de su costa en marzo cuando Rusia se anexó la península de Crimea.

En comparación con el oriente de Ucrania, Odesa es una ciudad rica con una población étnicamente diversa y bien preparada de más de un millón de personas. Los judíos representan 12% de la población de la ciudad, que en otros tiempos tuvo un gran grupo judío.

La Casa Blanca dijo que estaba "extremadamente preocupada" por la violencia en el sur de Ucrania.