Manifestantes queman varias fábricas en Vietnam durante protesta contra China. Foto/AFP

EFE

Trabajadores vietnamitas quemaron varias fábricas durante una protesta contra los planes de China de instalar una plataforma petrolera en aguas de las islas Paracel, que ambos países se disputan, informó hoy la prensa local.

El suceso ocurrió cuando unas 19.000 personas se manifestaban ayer en un polígono industrial con negocios de textil y calzado taiwaneses, chinos y coreanos de la provincia de Binh Duong, en el sur del país, donde hoy continúan las protestas.

Publicidad

El vicepresidente provincial, Tran Van Nam, dijo al portal "VNExpress" que algunos de los manifestantes incitaron al resto a tirar las vallas y asaltar las naves industriales, lo que propició robos, quema de edificios y agresiones a guardas de seguridad.

Al menos 15 edificios fueron quemados y centenares de empresas sufrieron daños en sus instalaciones, según el informe preliminar de las autoridades provinciales citado por el portal.

Publicidad

Hoy, el fuego no había sido extinguido por completo en algunas fábricas, después de que los disturbios prosiguieran durante toda la noche,relató a Efe una residente de la zona industrial de Song Than, cerca de la provincia de Binh Duong.

"Esta mañana la calle ya estaba llena de gente que quería manifestarse, pero había muchísimos policías para evitar percances. Ayer los manifestantes usaban camiones y contenedores para asaltar las fábricas", relató la vecina, que prefiere mantener el anonimato.

Según esta testigo, algunas fábricas coreanas lucían en su fachada una gran bandera de su país para evitar las iras de los manifestantes.

Los incidentes provocaron una queja de Taiwán, cuyo Ministerio de Exteriores advirtió a Vietnam de que los ataques a las propiedades y seguridad personal de los taiwaneses afectan negativamente a las relaciones bilaterales y a las inversiones en ese país.

Los manifestantes vietnamitas no distinguen entre taiwaneses y chinos y atacan y destruyen empresas con carteles en chino, indicó hoy el Ministerio de Exteriores de la isla, al informar de que al menos dos taiwaneses han resultado heridos en los disturbios,

Un empresario taiwanés en Vietnam declaró a medios isleños que al menos seis fábricas taiwanesas habían sido quemadas y otras 600 dañadas durante las protestas.

Varias manifestaciones contra las reclamaciones territoriales de China reunieron el pasado domingo en las calles a miles de personas en Vietnam, donde en los últimos años las autoridades han alternado el permiso a estas protestas con su supresión violenta.

Las marchas fueron convocadas después de que un buque chino colisionara con otro vietnamita que intentaba impedir la instalación de una plataforma petrolera de la compañía estatal china CNOOC.

La plataforma estaba situada originariamente en aguas al sur de Hong Kong, pero fue trasladada a las proximidades de las Paracel (que los chinos denominan Xisha) el 2 de mayo, lo que fue considerado como una acción "ilegal" por Hanoi.

Al fía siguiente, la Administración de Seguridad Marítima de China anunció la prohibición de navegar a menos de una milla náutica (1,8 kilómetros) de la polémica plataforma, una distancia que dos días después aumentó a 3 millas náuticas (5,5 kilómetros).

Las islas en disputa están controladas de facto por China desde un enfrentamiento naval con Vietnam ocurrido en 1974, la llamada Batalla de las Islas Paracel, en la que fallecieron 53 marineros vietnamitas y 18 chinos.

China mantiene crecientes tensiones marítimas con países vecinos, especialmente Japón, Filipinas y Vietnam, por islas y aguas de los Mares de China Meridional y Oriental, ricas en recursos pesqueros y energéticos (gas y natural petróleo que aún no han sido explotados).

Publicidad

Publicidad