Calma tensa en Jerusalén para funeral palestino

AP

La policía israelí reforzó el viernes la seguridad en Jerusalén y sus alrededores, antes del funeral de un joven árabe que según los palestinos fue asesinado por extremistas israelíes.

La policía adoptó precauciones adicionales porque el funeral coincide con las primeras plegarias del viernes del mes de ayuno musulmán del ramadán.

Publicidad

La ciudad estaba en calma después de dos días de protestas por la muerte del palestino, informó el portavoz policial Micky Rosenfeld. El cuerpo quemado de Mohamed Abu Jdeir, de 16 años de edad, fue encontrado el miércoles en un bosque después de ser secuestrado cerca de su casa en Jerusalén oriental. El funeral del adolescente estaba previsto para el viernes más tarde.

La noticia de su muerte indignó a su vecindario en Jerusalén oriental, Shuafat. Los manifestantes se enfrentaron con la policía durante dos días, arrojando piedras y bombas incendiarias mientras que las fuerzas de seguridad respondieron con granadas de gas lacrimógeno y aturdidoras.

Publicidad

La familia de Abu Jdeir instaló una tienda de campaña grande fuera de la casa para quienes desearan presentar sus condolencias y distribuyó carteles lamentando su muerte.

El padre del menor, Hussein, dijo que los médicos completaron la autopsia el jueves por la tarde, y que la familia esperaba recibir el cadáver después de las oraciones.

Los palestinos han acusado a extremistas israelíes de asesinar al chico en represalia por los tres jóvenes israelíes que hace poco fueron secuestrados y asesinados en Cisjordania.

La policía ha dicho que sigue investigando quién mató al joven palestino y por qué.

El asesinato fue ampliamente condenado por los líderes israelíes. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, intentó el jueves llamar a la calma, condenando el asesinato de Abu Jdeir y prometió encontrar a los responsables.

"No sabemos todavía los motivos o las identidades de los perpetradores, pero lo sabremos. Vamos a llevar ante la justicia a los responsables de este crimen despreciable, sean quienes sean", dijo Netanyahu en un discurso en la embajada de Estados Unidos en Tel Aviv, a donde acudió a las celebraciones por el Día de la Independencia de Estados Unidos. "El asesinato, los disturbios, la incitación (a la violencia) y tomar la justicia por propia mano no tienen lugar en nuestra democracia", agregó.

Las protestas callejeras en Jerusalén disminuyeron la mañana del viernes, pero las tensiones eran altas antes del funeral de la tarde.

También se redujo la violencia en la frontera con Gaza, después de varias semanas de lanzamiento de cohetes palestinos y ataques aéreos israelíes.

Publicidad

Publicidad