Condenan a muerte a asesino de fotógrafa de AP

AP

El policía afgano acusado de asesinar a la fotógrafa de The Associated Press Anja Niedringhaus y herir a la corresponsal de AP Kathy Gannon fue sentenciado a muerte, informó el miércoles un tribunal de Kabul.

La condena se emitió en la primera audiencia sobre el caso y de acuerdo con la ley afgana tanto el veredicto como la sentencia todavía deben ser sometidos a varias revisiones.

Publicidad

Seis jueces de la corte de distrito de Kabul decidieron que el excomandante de la policía afgana Naqibullah es culpable del ataque contra las periodistas, ocurrido en la ciudad de Jost, el suroeste de Afganistán, mientras se preparaban a cubrir la primera ronda de elecciones presidenciales. El juez también sentenció a Naqibullah, quien sólo usa un nombre como muchos de sus compatriotas, a cuatro años en prisión por disparar contra Gannon y herirla.

Los jueces llegaron al veredicto el martes luego de una audiencia de dos horas que siguió a una investigación de tres meses hecha por la policía.

Publicidad

Naqibullah, quien fue defendido por un abogado que pagado por una asociación legal, discutió con los jueces antes de ser sentenciado y en algún momento dijo que "no era una persona normal". Sin embargo, los magistrados rechazaron su queja luego de que dijera su nombre, edad y fecha correcta. Naqibullah también rechazó las acusaciones de los jueces en el sentido de que en una ocasión viajó a Pakistán para ser entrenado por extremistas, y dijo que sólo recibió atención médica en ese viaje.

El presidente de Afganistán es el único que puede firmar una orden para detener la ejecución. Naqibullah también tiene un margen de 15 días para apelar ante una segunda corte y luego ante la corte suprema del país.

Gannon y Niedringhaus viajaron a Jost el 4 de abril bajo protección de fuerzas de seguridad afganas y se encontraban en la sede del distrito de policía en un pueblo cercano a la ciudad cuando, de acuerdo con testigos Naqibullah se acercó a su auto rentado, gritó "Alá es grande" y les disparó con un fusil Kalashnikov. Inmediatamente después del ataque se rindió.

Testigos y declaraciones de autoridades indican que el ataque no fue planeado. Al presentarse el martes ante el tribunal, el acusado no dio ninguna explicación de por qué abrió fuego.

Niedringhaus, de 48 años, una fotógrafa premiada que cubrió conflictos en los Balcanes, Irak, Libia y Afganistán, murió inmediatamente a causa del ataque. Gannon, de 60 años, corresponsal para Afganistán y Pakistán, sufrió tres heridas y aún está en recuperación.

Publicidad

Publicidad