EEUU Internacionales -  17 de octubre 2014 - 17:24hs

Coalición internacional lanza 7 ataques aéreos contra el Estado Islámico

Las fuerzas militares de EE.UU. lanzaron entre ayer y hoy siete ataques aéreos más contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, mientras las naciones aliadas efectuaron otros dos bombardeos en Irak.

Según informó este viernes el Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) en un comunicado, seis de los ataques tuvieron lugar cerca de la ciudad kurdo-siria de Kobani, donde alcanzaron "con éxito" tres edificios del EI, destruyeron cinco posiciones de combate y dos vehículos.

Un ataque aéreo cerca de Shadadi impactó sobre una instalación de extracción y almacenamiento de petróleo que contaba con una estación de bombeo, una infraestructura que, según el CENTCOM, se ocupaba de parte de la producción petrolífera del grupo terrorista.

En Irak, aviones aliados efectuaron un ataque aéreo al oeste de Bayji, donde destruyeron una pieza de artillería y un área de almacenamiento de municiones.

El segundo de los bombardeos se produjo al noreste de la misma ciudad, que dañó una pequeña unidad de combate y un vehículo perteneciente a los yihadistas.

El jefe del CENTCOM, el general Lloyd Austin, aseguró que el EI ha hecho de la toma de Kobani su principal objetivo, pero advirtió de que, pese a los avances de la coalición para recuperar posiciones en los últimos días, el enclave todavía puede caer.

Austin explicó que esa circunstancia ha provocado que sus fuerzas puedan atacar a un mayor número de objetivos yihadistas que se han puesto al descubierto en su intento por hacerse con la urbe.

"Si siguen revelando objetivos, nosotros les seguiremos atacando", agregó el mando militar, en una rueda de prensa en el Pentágono.

Kobani, en la provincia de Alepo, es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria y es objetivo de una ofensiva del EI desde el 16 de septiembre por su situación estratégica al confluir con la frontera turca.

Sin embargo, según indicó el general, pese a los esfuerzos militares por que Kobani no caiga en manos de los extremistas suníes, el principal impulso internacional debe centrarse en Irak.

"Irak es nuestro principal esfuerzo y tiene que seguir siéndolo", aseveró.