COLOMBIA Internacionales -  23 de octubre 2014 - 18:29hs

Colombia pide deportación de "Marquitos", buscado por 100 homicidios

Colombia pidió este jueves la deportación de Marcos Figueroa, "Marquitos", uno de los delincuentes más buscados, acusado de narcotráfico y contrabando e investigado por 100 homicidios, que fue capturado el miércoles en Brasil en una operación policial conjunta entre ambos países, informaron las autoridades.

"Oficiamos a través de Interpol a Brasil para pedir deportación y en subsidio extradición de alias Marquitos Figueroa", indicó el fiscal encargado Jorge Perdomo, en un tuit de la Fiscalía.

Figueroa, sobre quien pesaba una circular roja de Interpol, fue detenido en una lujosa residencia en la ciudad de Boa Vista, en el estado brasileño de Roraima (norte), limítrofe con Venezuela.

"Esperamos avanzar con los trámites esperando la deportación", indicó a periodistas el director de la Policía de Colombia, Rodolfo Palomino.

"Marquitos", de 47 años y considerado el principal capo del contrabando de gasolina en La Guajira colombiana (noreste), será trasladado a Brasilia, desde donde se espera viajará a Colombia en las próximas horas, según fuentes policiales.

Dos policías infiltrados en su red -que según expertos operaba junto con el Clan Úsuga, la principal banda criminal de Colombia- y el seguimiento de sus ocho compañeras sentimentales, que viajaban a Brasil para visitarlo, permitieron identificar a Figueroa, reportaron medios colombianos.

Según un reporte de la ONG Paz y Democracia, centro de estudios especializado en el conflicto armado en Colombia y en el accionar de bandas criminales, Figueroa administraba presuntamente desde Brasil la salida de cargamentos de coca desde el puerto de Maracaibo (Venezuela, Norte) hacia Centroamérica para luego ser llevados a Estados Unidos.

"Alias 'Marquitos' es actualmente el criminal más importante en la costa norte del país", señaló el centro de estudios, que informa que Figueroa comenzó como jefe de seguridad de un contrabandista de gasolina y narcotraficante de La Guajira y fue ganando poder tras la desmovilización de grupos paramilitares a partir de 2006.

"Este sujeto es, de lejos, el criminal de más alta peligrosidad en la historia reciente de La Guajira y Cesar (norte)", señaló el miércoles a periodistas Palomino.