EFE

El presidente de Haití, Michel Martelly, encabezó junto al primer ministro, Evans Paul, una marcha en silencio como gesto de respeto a las 16 personas que murieron en un accidente ocurrido durante la celebración del carnaval en la capital del país, que también causó 78 heridos.

Los dignatarios y varios funcionarios de alto rango estuvieron al frente de la caminata que inició en el parque Campos de Marte, cerca del Palacio Nacional, y culminó justo donde un cable de alta tensión hizo contacto con varias carrozas que desfilaban esta madrugada ante centenares de personas apostadas en las calles.

Publicidad

La mayoría de los participantes en la marcha vestían de blanco, mientras algunos entonaban canciones alusivas al dolor que causa la pérdida de un familiar o amigo, y grupos con participación tradicional en el carnaval caminaban agarrados de las manos.

Cuando la marcha llegó al lugar donde ocurrió la "tragedia", como la definió el primer ministro Paul, muchos encendieron velas y depositaron flores mientras rezaban y se mostraban compungidos.

Publicidad

Estados Unidos expresó hoy sus condolencias a los familiares de las 16 personas que perdieron la vida en el "trágico" accidente registrado durante la celebración del carnaval en Haití y que provocó la suspensión de los festejos.

"Estados Unidos está profundamente entristecido por el trágico accidente de hoy durante las celebraciones de carnaval en Puerto Príncipe", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado.

El accidente registrado hoy se produjo cuando una carroza que participaba en el desfile del segundo día del carnaval, derribó un cable de alta tensión que cayó, electrocutando a los participantes en la fiesta, entre ellos al cantante Barikad Crew, más conocido como el "Fantasma".

Entre los heridos hay algunos de gravedad, por lo que se teme que el número de víctimas mortales pueda seguir aumentado en las próximas horas.

Esta noche se celebraría la parte más intensa del carnaval, previo al inicio de las festividades de la Cuaresma, que inician mañana, miércoles.

El primer ministro Paul anunció, previo a la marcha, la suspensión de los festejos debido al accidente.

"No podemos continuar con las celebraciones y bailar sobre los cuerpos de las víctimas. Vamos a organizar un desfile en silencio, con todos vestidos de blanco", señaló Paul.

Además, apuntó que la decisión del Gobierno haitiano de paralizar las fiestas se ha tomado de acuerdo y conjuntamente con las bandas musicales y resto de agrupaciones participantes y organizadoras del Carnaval.

Asimismo, el Gobierno ha decretado tres días de luto nacional, a contar a partir de mañana y hasta el próximo 21 de febrero, jornada en el que se celebrará un funeral nacional por los fallecidos en el suceso.

Horas después del suceso, el presidente Martelly expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas. "Mis sinceras condolencias a las víctimas del accidente grave esta mañana", escribió Martelly en su cuenta de Twitter.

En la mañana de hoy, la primera dama haitiana, Sophia Martelly, visitó el Hospital de la Paz para ofrecer su solidaridad a los heridos, y "para saludar el trabajo eficiente de los profesionales de la salud".

Publicidad

Publicidad