EEUU Internacionales -  13 de marzo 2015 - 20:58hs

Líder de milicias en Irak critica a EEUU y elogia a Irán

Estados Unidos no ha cumplido sus promesas de ayuda a las fuerzas iraquíes en la lucha contra los extremistas del grupo Estado Islámico, a diferencia de la ayuda "incondicional" proporcionada por Irán, aseveró el viernes el comandante de las poderosas milicias chiíes de Irak.

En una entrevista en el campo de batalla cerca de Tikrit, donde las fuerzas iraquíes tratan de retomar el pueblo natal de Saddam Hussein que cayó en poder de los militantes del grupo Estado Islámico, el comandante Hadi al-Amiri criticó a aquellos que "besan las manos de los estadounidenses y no obtienen nada a cambio".

Las fuerzas iraquíes irrumpieron en Tikrit por primera vez el miércoles desde el norte y el sur. El viernes, sostuvieron fuertes enfrentamientos para tomar el vecindario de Qadisiyya en el norte, y lanzaron proyectiles de mortero y cohetes al centro de la ciudad, que sigue en manos de los militantes del grupo EI. Funcionarios militares de Irak han dicho que prevén llegar al centro de Tikrit en dos o tres días.

Las milicias chiíes respaldadas por Irán han tenido un rol crucial en la recuperación de territorio que ha estado en poder de los extremistas suníes del grupo EI, al apoyar a las asediadas fuerzas militares y policiacas de Irak.

Un funcionario del gobierno iraquí dijo a The Associated Press que Irán ha vendido a Bagdad armas y equipo valuados en cerca de 10.000 millones de dólares, en su mayoría armas para guerra urbana como fusiles de asalto, ametralladoras y lanzacohetes. El funcionario habló a condición del anonimato porque no estaba autorizado para dar información a los medios.

En noviembre, el presidente Barack Obama autorizó un despliegue de hasta 1.500 soldados estadounidenses más para apoyar a las fuerzas iraquíes, lo que elevaría a 3.100 el total de soldados de Estados Unidos en Irak. El Pentágono ha solicitado al Congreso un presupuesto de gasto de 1.600 millones de dólares, centrándose en capacitación y armamento para fuerzas curdas e iraquíes. De acuerdo con un documento del Pentágono redactado en noviembre, Estados Unidos busca proveer cerca de 89,3 millones de dólares en armas y equipo a cada una de las nueve brigadas iraquíes.

La coalición de ocho países liderada por Estados Unidos ha lanzado más de 2.000 bombardeos tan solo en Irak desde agosto de 2014, y las fuerzas estadounidenses también han atacado al grupo por aire en Siria. Sin embargo, Estados Unidos no participa en la operación en Tikrit, y funcionarios estadounidenses argumentan que Irak no les pidió participar.

De acuerdo con al-Amiri, el comandante de la milicia chií que también encabeza el partido político Badr Organization, dijo que la "ayuda de Irán ha sido incondicional".

Al-Amiri hizo tales declaraciones el viernes, poco después de que un prominente predicador suní de Irak pidió que las milicias chiíes que combaten junto con las fuerzas del gobierno contra el grupo Estado Islámico no se venguen de los suníes en Tikrit.

En su exhortación a las autoridades iraquíes, el jeque Abdul Sattar Abdul Jabbar citó versiones de que milicianos chiíes habían incendiado viviendas de suníes en la batalla.

Abdul Jabbar dijo que si el gobierno no impedía las venganzas de las milicias chiíes, Irak volverá a desgarrarse por las tensiones sectarias, como las que arreciaron en lo peor de la guerra en 2006 y 2007.

"Pedimos que las palabras se traduzcan en acciones para castigar a quienes atacan casas en Tikrit", dijo el predicador durante el sermón del viernes en Bagdad. "Lamentamos que quienes actúen por venganza puedan suscitar la indignación tribal y agravar nuestros problemas sectarios".

___

Yacoub reportó desde Bagdad. La periodista de The Associated Press Vivian Salama contribuyó a este despacho desde Bagdad.

En esta nota: