EEUU Internacionales - 

EEUU: Aprueban propuesta bipartidista de seguros de salud

Un acuerdo bipartidista extraordinario entre el presidente de la cámara baja John Boehner y la líder de la minoría demócrata Nancy Pelosi le da un respiro a ambos partidos, que se encaminan a poner fin a la molesta amenaza anual a los recortes del Medicare a los doctores.

Aun así, cada una de las partes presume de algo más.

Para Boehner, republicano de Ohio, el paquete anunciado el martes le permite proclamar un inusual aunque modesto pacto bipartidista para fortalecer las finanzas del costoso programa Medicare de atención médica para adultos mayores. Los intentos de Boehner y del presidente Barack Obama de llegar a soluciones negociadas dramáticas que ahorren dinero al reformar el Medicare y otros programas de prestaciones en el país han fracasado en años recientes, incluido durante sus negociaciones en la llamada "gran ganga" de 2011.

"No tenemos intenciones de aprobar ninguna resolución a corto plazo. Tenemos un buen producto, lo vamos a aprobar el jueves y espero que el Senado se mueva de la manera más rápida posible", dijo.

Pelosi, demócrata de California, se enfocó más en los dos años de fondos adicionales que el plan incluye para el popular Programa de Seguro de Salud Infantil y los centros comunitarios de salud del país, que atienden a familias pobres en cada estado.

"En este ambiente creo que tuvimos un enorme progreso", dijo Pelosi, refiriéndose al dominio republicano en el Congreso.

La medida también haría que los programas permanentes de ayuda a ancianos de bajos recursos paguen deducibles del Medicare y que las familias pobres conserven el Medicaid, el programa gubernamental de asistencia médica para los pobres o discapacitados, en lo que encuentran trabajo.

Se extiende a casi dos decenas de otros programas, algunos relacionados con el Medicare, otros no.

Los programas federales de abstinencia recibirían dinero por dos años más, así como los condados que pierden dinero debido a la disminución en los ingresos por venta de madera de tierras federales. Los pagos adicionales seguirían fluyendo a hospitales rurales y servicios de ambulancias, y los hospitales en Tennessee que atienden a gente pobre recibirían ayuda durante otra década.

Aun así, Pelosi tuvo que defender el paquete contra los críticos demócratas, principalmente en el Senado, que se quejaron de que no ayuda suficiente a niños y mujeres y que convertiría las restricciones al aborto en leyes permanentes. La medida sujeta a los centros de salud comunitarios a restricciones al aborto que el Congreso ha promulgado anualmente desde 1979 —llamadas la enmienda Hyde_, un lenguaje que, de acuerdo con Pelosi, es rutinario y expirará luego de dos años.

"Le dije a mis colegas esta mañana que dejaría el Congreso antes de votar en favor de que el lenguaje Hyde sea introducido en un código", dijo la congresista con 27 años de experiencia, una líder de los derechos al aborto cuya solución negociada con Boehner ha sido ampliamente criticada por aliados que suelen respaldarla con firmeza.

Ilyse Hogue, presidente de NARAL Pro-Choice America —una organización en favor del aborto_, dijo que la propuesta "adelanta una mala política que daña a mujeres y familias". La Federación de Paternidad Planeada de Estados Unidos, por medio de su presidenta Cecile Richards, señaló que esta legislación "le impediría permanentemente a algunas mujeres recibir la asistencia médica que sus doctores dicen que ellas necesitan".

FUENTE: AP