REINO UNIDOS Internacionales -  1 de agosto 2015 - 11:39hs

El candidato más izquierdista lidera la carrera por el liderazgo laborista

El candidato izquierdista Jeremy Corbyn se ha consolidado como el favorito de las bases para dirigir el Partido Laborista británico tras recibir hoy el máximo de nominaciones de las delegaciones provinciales de la formación.

Corbyn, un veterano diputado de 66 años, que se postuló al liderazgo con el fin de "generar debate", ha recibido al cierre del plazo el apoyo de 152 delegaciones; seguido de Andy Burnham, al que respaldan 111; Yvette Cooper, con 106; y, con 18, Liz Kendall, la preferida del ala derecha capitaneada por los "blairistas", que siguen la estela del ex primer ministro Tony Blair.

Estas nominaciones no tienen influencia en el voto final por el líder, que se emitirá entre el 14 de agosto y el 10 de septiembre, pero dan una idea de la preferencia de los militantes de base.

Corbyn ha recibido además el apoyo de los principales sindicatos del país -entre ellos los mayoritarios Unison y Unite-, fundadores del partido a principios del siglo XX y su principal fuente de financiación.

Pueden participar en la votación del futuro líder los afiliados y cualquier simpatizante laborista que se registre antes del mediodía del 12 de agosto, cuando termina el plazo.

Para prevenir que partidarios de los conservadores o de otros grupos políticos -incluida la izquierda radical- se afilien para influir en el sufragio, el Partido Laborista realiza exhaustivos controles, según aseguró hace unos días la líder en funciones, Harriet Harman.

La ventaja, también en los sondeos de opinión, de Corbyn, un conocido parlamentario que abandera numerosas causas progresistas, muchas en Latinoamérica, ha tomado por sorpresa al Partido Laborista y ha generado tensiones y luchas internas.

Corbyn pidió hoy "unidad" y "camaradería" a sus correligionarios, entre declaraciones de otras facciones de que su victoria podría llevar a la escisión de la formación.

El Partido Laborista británico, en el Gobierno entre 1997 y 2010, perdió las elecciones generales del pasado 7 de mayo en favor de los conservadores de David Cameron, que ganaron con mayoría absoluta tras cinco años de coalición con los liberaldemócratas.

El ala derecha laborista insiste en que los comicios se perdieron porque el líder de entonces, Ed Miliband -que dimitió tras la derrota-, era demasiado de izquierdas.

El Partido Laborista, primero de la oposición en el Reino Unido, anunciará su nuevo líder el 12 de septiembre, en vísperas de celebrar el 27 de ese mes su congreso anual. EFE