AP

Un niño de tres años de edad, fue rescatado de una bomba de pozo en la ciudad de Weifang, provincia de Shandong, este de China.

El niño cayó en un pozo de 90 metros de profundidad, mientras jugaba.

Publicidad