AFP

Tras décadas en las sombras, Michel Temer acapara la atención de la política en Brasil al asumir las riendas del país por seis meses con la posibilidad de ser presidente hasta 2018 si Dilma Rousseff es declarada culpable de maquillar las cuentas públicas.