AP

Legisladores surcoreanos aprobaron el viernes una moción para un juicio político a la presidenta del país, Park Geun-hye, un paso más en la sorprendente y rápida caída de la primera mujer que gobierna el país en medio de multitudinarias protestas para exigir su renuncia.

El proyecto de ley para el proceso contra Park recibió 236 votos a favor, 56 en contra y nueve votos nulos y abstenciones, explicó el presidente de la Asamblea Nacional, Chung Sye-kyun.

Publicidad

Esto supera de largo la mayoría de dos tercios de la cámara de 300 diputados necesaria para comenzar el juicio político. La oposición necesitaba el respaldo de miembros del partido de Park para poder sacar adelante la propuesta y lo obtuvo.

Una vez que se entreguen los documentos oficiales en la residencia presidencial, la Casa Azul, más tarde el viernes, Park será despojada de sus poderes y el primer ministro, Hwang Kyo-ahn, asumirá el mando del país hasta que la Corte Constitucional decida si la líder debe abandonar definitivamente el cargo o no.

Publicidad

El tribunal tiene 180 días para decidir. Park tendrá que dejar formalmente el cargo si seis de los nueve magistrados de la corte respaldan su juicio político y se convocarían elecciones en el plazo de 60 días.

Mientras los legisladores votaban, cientos de manifestantes protestaron ante el edificio de la Asamblea Nacional.

Los fiscales dicen que piensan que Park se confabuló en las actividades criminales de una vieja colaboradora para manipular asuntos del gobierno y extorsionar a negocios. La colaboradora, Choi Soon-sil, y dos ex asistentes de Park vinculados con el escándalo han sido imputados. Park, que tiene inmunidad penal mientras ocupe el cargo, se ha negado a reunirse con los fiscales en el caso.

Publicidad

Publicidad