Cisjordania Internacionales -  2 de febrero 2017 - 09:42hs

Israel ultima el desalojo de un asentamiento en Cisjordania

La policía israelí irrumpió el jueves en una sinagoga en el asentamiento de Amona, en Cisjordania donde se habían atrincherado unos 200 manifestantes israelíes. Las autoridades intentaban ejecutar una orden judicial de desalojo del asentamiento, que se instaló sin autorización.

La evacuación comenzó el miércoles pero aún no se había completado. Varios cientos de agentes israelíes rodearon el templo el jueves y agentes con gafas protectoras y escudos de plástico se abrieron paso por la puerta y lanzaron agua para repeler a manifestantes que les hicieron frente.

Más tarde, la policía empezó a sacar a rastras del edificio a jóvenes manifestantes.

En declaraciones a Israel Radio desde el interior de la sinagoga, el rabino de Amona dijo que los inconformes se estaban resistiendo de forma pacífica al desmantelamiento del puesto avanzado. De fondo se oían fuertes ruidos y gritos.

Antes el jueves, la policía retiró a varios manifestantes que se habían congregado en una pequeña casa cercana.

Al menos 24 agentes sufrieron heridas leves a manos de los manifestantes durante la evacuación, indicó la policía, y 13 jóvenes manifestantes fueron detenidos.

Amona, que se ha convertido en un símbolo de desafío para los colonos israelíes, es el más grande los aproximadamente 100 asentamientos levantados en Cisjordania sin autorización formal pero con el apoyo tácito del gobierno israelí.

La Corte Suprema de Israel determinó en 2014 que Amona se construyó en terrenos privados palestinos y debía ser demolido. El 8 de febrero vence el plazo dado para el desmantelamiento.

La operación de desalojo se emprendió en medio de nuevas iniciativas del gobierno en materia de asentamientos, impulsadas por la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.