LONDRES Internacionales -  4 de julio 2017 - 15:17hs

Buscan exonerar póstumamente a libio condenado por Lockerbie

La familia de un hombre libio condenado por el atentado de Lockerbie de 1988, que causó la muerte de 270 personas, comenzó el martes un nuevo intento para tratar de limpiar póstumamente su nombre.

Sus parientes alegan que de Abdelbaset al-Megrahi fue condenado injustamente como uno de los organizadores del ataque con bomba que derribó el vuelo 103 de Pan Am sobre la ciudad escocesa de Lockerbie.

Al-Megrahi fue condenado en 2001 por el atentado del 21 de diciembre de 1988, que mató a las 259 personas a bordo del avión y a 11 en más en tierra. Muchas víctimas eran universitarios estadounidenses que regresaban a sus casas para festejar la Navidad.

El abogado de la familia, Aamer Anwar, entregó un expediente de pruebas a las oficinas en Glasgow de la Comisión Escocesa de Revisión de Casos Criminales, que decidirá si llevará el caso a una corte de apelaciones.

Al-Megrahi perdió un recurso de apelación y abandonó otro antes de ser puesto en libertad en 2009 por razones humanitarias. Murió de cáncer en 2012, todavía defendiendo su inocencia.

La nueva apelación busca anular la convicción por asesinato y cita dudas sobre la evidencia usada para el fallo, incluso sobre el temporizador usado presuntamente para detonar la bomba.

Tiene el respaldo de algunos familiares de víctimas de Lockerbie, como Jim Swire, cuya hija Flora murió en el ataque. Él y otros familiares creen que al-Megrahi fue declarado culpable erróneamente.

"La reputación de la ley escocesa ha sufrido nacional e internacionalmente a causa de amplias dudas sobre la convicción del señor al-Megrahi", dijo Anwar. “Sirve el interés de la justicia y la restauración de la confianza en nuestro sistema de justicia penal que se responda a esas dudas”.

Gerard Sinclair, director ejecutivo de la comisión de revisión, dijo que se dará “plena consideración a esta nueva solicitud”.

En esta nota: