Álvaro Gómez Hurtado asesinado en 1995. Foto/Archivo AFP

AFP

La fiscalía de Colombia declaró este martes crimen de lesa humanidad el asesinato del excandidato presidencial conservador Álvaro Gómez Hurtado en 1995, con lo que su caso no prescribirá.

"Este hecho no prescribirá y podrá seguir siendo investigado pese al tiempo transcurrido", indicó el organismo en un comunicado.

Publicidad

La fiscalía afirmó que el crimen de Gómez, que para entonces tenía 76 años, fue cometido por el extinto cartel narcotraficante de Cali por las posturas del líder conservador a favor de la extradición de los capos.

El ente investigador había acusado en 2001 a varios militares de planear el crimen y, con ello, de precipitar la caída del entonces presidente Ernesto Samper (1994-98), envuelto por esa época en un narcoescándalo.

Publicidad

"Es tal vez como una ventana de esperanza para que algún día se llegue a la verdad de lo que pasó con mi padre", dijo a Blu Radio Mauricio Gómez, hijo del político.

Periodista, abogado y figura emblemática del partido Conservador, Álvaro Gómez Hurtado fue acribillado el 2 de noviembre de 1995 cuando salía de una universidad del norte de Bogotá, donde impartía clases de derecho y de ciencias políticas.

El dirigente se había destacado como un aliado político de las Fuerzas Armadas y un acérrimo crítico de Samper, acusado en la época por la fiscalía y por Estados Unidos de haber aceptado un millonario aporte en dólares de los narcotraficantes del cártel de Cali para financiar la campaña que lo llevó al poder en 1994.

Samper, que siempre ha negado haber mantenido tratos con los narcotraficantes, confesó en varias oportunidades que el asesinato de Gómez supuso uno de los momentos más difíciles de su período presidencial.

Publicidad

Publicidad