Diácono belga admite que practicó la eutanasia ilegalmente más de diez veces. Foto/AFP

EFE

El diácono belga Ivo Poppe admitió hoy haber practicado la eutanasia ilegalmente a "entre diez y veinte personas" entre 1978 y 1996, cuando era enfermero en una clínica de Menin (Flandes).

El acusado, de 61 años, consiguió mantener los hechos en secreto, pero en 2013 le confió sus crímenes a su psiquiatra, quien denunció los hechos ante la policía.

Publicidad

"Confiaba en que el secreto médico impediría al psiquiatra revelar lo que había dicho", aseguró Poppe tras su detención, según recoge el diario belga "Le Soir".

Poppe abandonó la enfermería en 1996 para dedicarse exclusivamente a ser diácono de la diócesis de Wevelgem, en el suroeste de Flandes.

Publicidad

Según un auto judicial enmarcado en el proceso abierto contra él, Poppe les habría provocado embolias a sus pacientes, generalmente personas con enfermedades terminales o de avanzada edad, inyectándoles insulina o aire.

Publicidad

Publicidad