MADRID Internacionales - 

España: Acusan a exjefe de policía de Cataluña de sedición

La justicia española acusó el jueves de sedición al exdirector de la policía autonómica de Cataluña y a otros responsables de seguridad de la región por su papel en los eventos que llevaron al ilegal referéndum de independencia de octubre pasado.

Según el auto de acusación der la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, el exdirector de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, formó parte de un plan organizado para procurar la independencia de Cataluña, lo cual está prohibido por las cortes porque la Constitución dice que España es "indivisible".

La presentación de cargos es otro golpe legal contra los independentistas de la región, que tienen la esperanza de crear un nuevo país. Las cortes españolas han bloqueado varias veces los intentos de independencia y han presentado cargos contra quienes apoyan la secesión.

Trapero fue elogiado en Cataluña por su papel en la gestión de los letales ataques islamistas que sacudieron la capital catalana, Barcelona, y varias localidades próximas, el verano pasado, pero fue criticado fuertemente cuando las autoridades nacionales de España pidieron a su fuerza policial regional que evitara el referéndum del 1 de octubre, que desató la peor crisis política española en décadas.

Trapero renunció en octubre luego que le bajaran de puesto, cuando el gobierno español impuso un dominio directo sobre la región. El jueves también se presentaron cargos contra otros dos miembros de la policía regional y un funcionario de la consejería de Interior de la región del noreste de España.

En un desarrollo político relacionado, el separatista líder catalán Carles Puigdemont envió el jueves una carta abierta desde una prisión en Alemania en la que exhorta al Parlamento catalán a que vuelva a intentar elegir al activista separatista encarcelado Jordi Sánchez como el presidente de la región.

Puigdemont también propuso a Sánchez _su asistente en el partido Juntos por Cataluña_ el mes pasado, pero el Tribunal Supremo de España rehusó dejarlo libre para ir a la sesión del Parlamento. Volver a tratar de que Sánchez sea presidente de la región mantendría el tema de la independencia con vida política.

La mayoría separatista en el Parlamento regional catalán había querido elegir a Puigdemont como presidente catalán, pero él huyó a Bélgica para no ser arrestado en España por cargos de rebelión por su papel en el conato de secesión del año pasado. Él fue detenido en Alemania el mes pasado tras ingresar desde Dinamarca. Sánchez dijo en una carta desde una cárcel en Madrid que él estaba listo para volver a tratar de ser elegido.