CHILE Internacionales -  18 de junio 2018 - 16:37hs

Cientos de estudiantes toman Universidad de Chile para exigir fin del sexismo

Cientos de estudiantes de la Universidad de Chile (UCH) tomaron hoy las instalaciones del centro para exigir que estos sean "espacios seguros" contra la "violencia machista" y le entregaron al rector del mismo, Ennio Vivaldi, un petitorio con sus principales reclamaciones.

En la elaboración del documento han trabajado diferentes asambleas y movimientos estudiantiles de todas las facultades de la UCH, quienes, después de hacer entrega del mismo a Vivaldi, continuaron la toma con un concierto protagonizado por una orquesta compuesta únicamente por mujeres.

A lo largo de las 16 páginas del petitorio, las firmantes denunciaron que las universidades se reproduzca el "modelo neoliberal" que rechaza toda "expresión identitaria social, cultural y política no binaria, no heteronormada ni masculinizada".

Al mismo tiempo exigieron que la UCH tenga un "rol protagónico" en la lucha por "derribar la educación basada en el sexismo", para poder entregar al país "profesionales dispuestos a promover un Chile que reconozca y promueva la diversidad".

En cuanto a las demandas concretas, la primera reclamación del movimiento feminista dentro del centro es la creación de una "Vicerrectoria de Género y Sexualidad" que se encargue de recibir e investigar las denuncias de abuso y que facilite "apoyo integral" tanto dentro del centro como en la Justicia ordinaria.

En este sentido, exigieron que se revise y modifique de manera exhaustiva el actual protocolo contra el acoso, por lo que creyeron necesario que se implementen "medidas cautelares inmediatas" de protección a quien denuncie.

También la creación de un programa de reparación a las "víctimas de violencia de género y laboral" que brinde apoyo "psicológico" a los afectados a través de convenios con organizaciones externas especializadas como la Morada o la Red Chilena contra la Violencia.

Por último, el documento ahondó en acabar con la educación sexista y exigió que se realicen capacitaciones obligatorias a los docentes y funcionarios, que se reconozcan las identidades transgénero en la universidad y la elaboración de un código de ética que firmen todos los trabajadores de la institución.

Esta movilización feminista se suma a otras masivas celebradas en el país en los últimos meses que han logrado incluir la equidad de género en la agenda política del Ejecutivo, dentro de la cual se incluye una reforma de la Constitución.

Los estudiantes han sido uno de los colectivos más activos en estas marchas y protestas multitudinarias, que se han saldado con la toma de numerosos centros educativos por todo el país tanto a nivel universitario como secundario.