Pakistán Internacionales -  24 de diciembre 2018 - 13:20hs

Ex primer ministro paquistaní Sharif ingresa en prisión tras ser condenado

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif ingresó hoy en una prisión horas después de ser condenado a siete años de cárcel por la posesión de una fábrica de acero y ser declarado inocente en otro caso de corrupción.

Mohamed Arif, portavoz de la cárcel de Adiala en la ciudad de Rawalpindi, vecina a Islamabad, informó a Efe de que Nawaz llegó a la prisión pocas horas después de que un tribunal anticorrupción lo condenase a siete años.

Una fuente del tribunal que prefirió mantener el anonimato indicó a Efe que el abogado de Nawaz pidió al juez que lo ingresasen en una cárcel de Lahore, su feudo político, a lo que el letrado accedió.

Así, el tres veces primer ministro será trasladado mañana a la cárcel de Kot Lakhpat, tras pasar la noche en la prisión Adiala de Rawalpindi.

El juez del Buró de Responsabilidad Nacional (NAB, órgano anticorrupción) Arshad Malik condenó hoy a Nawaz a siete años de cárcel y una multa de 2,5 millones de dólares al considerar que la empresa Al-Azizia Steel Mills, a nombre de uno de sus hijos en Arabia Saudí, pertenece al ex primer ministro.

El exdirigente no ha podido demostrar cómo financió ese proyecto.

Al mismo tiempo, el juez le declaró inocente en otro caso de corrupción relacionado con una compañía de inversiones en el Reino Unido.

El ex primer ministro ya había sido condenado a 10 años de prisión por la propiedad de cuatro pisos de lujo en una prestigiosa zona de Londres y encarcelado por ello, aunque fue liberado en septiembre mientras un tribunal estudia su apelación.

Sharif, de 68 años, fue inhabilitado en julio de 2017 por el Tribunal Supremo por no desvelar un sueldo que recibió de una empresa de un hijo, una irregularidad desvelada tras la publicación de los Papeles de Panamá.

Esos documentos revelaron en abril de 2016 que tres de los cuatro hijos de Sharif crearon compañías en las Islas Vírgenes británicas con las que controlaban propiedades en Londres, lo que llevó al Supremo a poner en marcha una investigación tras un año de protestas de la oposición.

La investigación reveló además la existencia de la empresa Al-Azizia Steel Mills en Arabia Saudí y la compañía de inversiones en el Reino Unido.

En esta nota: