Parlamento griego retrasa al viernes votación de acuerdo sobre Macedonia. Foto/EFE

EFE

El Parlamento griego pospuso a mañana viernes la votación sobre el cambio del nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) a Macedonia del Norte, que estaba prevista para esta medianoche.

El vicepresidente del Parlamento, Spyros Likudis, que dirigía la sesión, explicó que el retraso se decidió de forma unánime por la mesa del Parlamento para que puedan participar en el debate el gran número de diputados que así lo han solicitado, más de 200 de los 300 miembros de la Cámara.

Publicidad

El debate seguirá hasta las 01.30 de la madrugada (23.30 hora GMT) y continuará en la mañana del viernes, hasta que se celebre la votación a las 14.30 hora local (12.30 GMT).

Se espera que los líderes de los partidos y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, intervengan esta tarde en el debate, empañado por la crispación, tanto dentro del Parlamento como fuera.

Publicidad

El pasado domingo una manifestación convocada por una coordinadora nacionalista reunió a 60.000 personas ante el Parlamento.

La concentración se saldó con más de 30 heridos tras los enfrentamientos entre Policía y manifestantes.

Esta tarde se celebrarán nuevamente concentraciones contra el acuerdo en el centro de Atenas y Salónica, convocadas por la misma coordinadora, pero también por el partido comunista, KKE.

La votación en el Parlamento heleno es el último paso en el proceso de ratificación del acuerdo, tras finalizar una serie de votaciones en el Parlamento de Skopje el pasado día 11.

A pesar de las nubes que cubren el debate, se espera que la ratificación salga adelante por mayoría absoluta, con los votos del partido izquierdista de Tsipras, Syriza, de tres diputados de To Potami y de varios independientes excluidos de sus partidos precisamente por su apoyo al acuerdo y al Gobierno.

En principio la ratificación ni siquiera requiere la mayoría absoluta, pero Tsipras ha apostado por ella para que un asunto de semejante relevancia nacional logre una mayor legitimación.

Si así fuera, a partir de mañana todos los países y organismos internacionales deberán llamar a ese país por su nuevo nombre, República de Macedonia del Norte -o Macedonia del Norte en su forma abreviada-, incluso el más de un centenar de naciones que actualmente hablan simplemente de Macedonia, el nombre que figuraba hasta ahora en la Constitución de esta exrepública yugoslava.

Publicidad

Publicidad