Uruguayos descartan cambios radicales en elección primaria

AP

Los uruguayos descartaron los cambios radicales al elegir a los candidatos presidenciales que competirán en las elecciones de octubre, en una elección primaria de la cual participó el 40% del electorado.

En la coalición izquierdista Frente Amplio el ganador fue el moderado exalcalde de Montevideo, Daniel Martínez, del Partido Socialista. Representante de las corrientes más moderadas y centroizquierdistas, Martínez obtuvo 42% de los votos en su partido y se impuso a Carolina Cosse, la candidata que apadrinaba el expresidente José Mujica, y al comunista Oscar Andrade, un carismático dirigente sindical que también es panelista de programas de televisión.

Publicidad

En el Partido Nacional, el principal de la oposición, el senador Luis Lacalle Pou obtuvo una aplastante victoria ante el millonario Juan Sartori, un desconocido en el mundo de la política que con un aluvión publicitario, rimbombantes promesas y la contratación de especialistas internacionales se había posicionado en las encuestas como un temible rival. Lacalle obtuvo 53% de los votos de su partido frente a un escaso 20% de Sartori.

Lacalle, de 45 años y de perfil conservador, fue el candidato presidencial de su partido en las elecciones nacionales de 2014, cuando fue derrotado en una segunda vuelta por el actual presidente Tabaré Vázquez. Es descendiente de una familia de políticos e hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle, quien gobernó entre 1990 y 1995.

Publicidad

La irrupción de Sartori había sido catalogada por los analistas como la principal novedad de la campaña electoral y vino acompañada de una serie de escándalos: faltas a las leyes que prohíben la publicidad electoral televisiva hasta un mes antes de la votación, injurias y difamación sobre sus principales rivales y hasta divulgación por internet de audios fraguados de los otros candidatos, algo que nunca se había visto en la política local.

En el Partido Colorado, el tercero en importancia en términos electorales, el economista Ernesto Talvi, de 62 años, venció con un 53% de los votos al dos veces expresidente Julio María Sanguinetti, quien obtuvo 33% y por primera vez en sus 83 años de vida perdió una elección. Sanguinetti fue presidente entre 1985 y 1990 y entre 1995 y 2000.

Talvi es nuevo en la política partidaria pero como académico desde hace décadas participa del debate político.

En el total de votos, el opositor Partido Nacional obtuvo 41% de los votos, frente al 24% del oficialista Frente Amplio y 17% del Partido Colorado.

Sin embargo, estos porcentajes son poco relevantes en términos de medir quién puede ganar las elecciones presidenciales y legislativas de octubre, ya que en esta oportunidad votó sólo el 40% del electorado y en octubre el voto será obligatorio.

Hay cerca de 2,7 millones de uruguayos habilitados para votar.

Las últimas tres elecciones presidenciales se definieron en una segunda vuelta entre el Frente Amplio y el Partido Nacional, con victoria de la coalición de izquierda en los tres casos.

Sin embargo, sonados casos de corrupción que obligaron a renunciar al vicepresidente Raúl Sendic, una economía estancada y un récord histórico de homicidios y delitos violentos hacen que muchos analistas vaticinen una elección reñida.

Publicidad

Publicidad