Montevideo Internacionales -  5 de octubre 2019 - 18:42hs

Critican a Justicia española por ordenar a uruguaya entregar su hija al padre

La activista uruguaya Andrea Tuana, directora de la ONG El Paso e integrante de la intersocial feminista, criticó este sábado el "salvaje" método utilizado por la Justicia española en el caso de una niña de siete años cuya madre deberá entregar la custodia al padre.

Esto sucederá después de que una jueza de la localidad de Vielha (Lleida) ordenara a una mujer uruguaya entregar a su hija al padre biológico, después de que se la llevara a su país de origen y tras ser archivada una denuncia por malos tratos y abusos a la menor que presentó contra el progenitor.

Según explicó Tuana a Efe, la Justicia del país europeo rechazó todas las pericias del caso llevadas a cabo por su par uruguaya, así como también los informes de profesionales privados.

La activista resaltó, además, que la Justicia de España está parada en el paradigma de una "seudoteoría que está prohibida de utilizarse", que es el síndrome de alienación parental.

De acuerdo con esto, remarcó que allí están denunciando a la madre "como que está transtornada", que "ha alienado a su hija" y que "es un riesgo" para esta, aplicando un método "salvaje" y "violatorio de los derechos de cualquier niño".

Para Tuana, la Justicia española "arrancará" a la niña de al lado de la madre, que es "su figura de apego", para entregársela al padre, a quien la menor "teme" y que a esta altura "casi que ni conoce".

La niña y su madre viajaron a Uruguay en 2016, previo al archivo de la denuncia contra el padre.

Al año siguiente, este inició una recogida de firmas en Lleida, donde reside, para recuperar a su hija, y denunció a su exmujer por llevarse a la menor.

Ante este cruce de acusaciones, el caso acabó en un litigio internacional que resolvió que la mujer y su hija debían regresar a España, a donde llegaron en 2018.

Tras el archivo de las denuncias contra el padre, comenzó por la vía civil la disputa por la custodia de la menor, y el juzgado de Vielha falló el pasado 25 de septiembre que la guardia y custodia recaiga íntegramente en el hombre, aunque la patria potestad se mantiene para ambos progenitores.

Por orden judicial, la entrega de la niña debía hacerse este viernes por medio del consulado uruguayo en Barcelona, donde la madre debía dejar a la menor para que el padre la recogiera.

Sin embargo, pese a que la mujer cumplió con ello, el consulado se negó a entregarla por considerar que, en el marco del Derecho Internacional convencional y consuetudinario, el Estado uruguayo, y por ende su Misión Diplomática y Oficinas Consulares, está exento de la autoridad de la sentenciante, según subraya un comunicado de la Cancillería.

Por esto, la magistrada decidió que la entrega fuera el miércoles 9 de octubre en una oficina fuera del consulado.

Mario Guerrero, abogado de la madre de la niña, explicó a Efe que ya presentó un escrito en el juzgado de Vielha solicitando una suspensión de la ejecución de la sentencia, así como la intervención de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat en este caso "por riesgo" para la menor.

FUENTE: EFE