AFP

Al día siguiente de los disturbios en una universidad de Nueva Delhi, el movimiento de protesta contra una polémica ley de ciudadanía, considerada antimusulmana por sus detractores, se recrudecía el lunes en India, un desafío para el gobierno de Narendra Modi.