Una mujer usa una máscara protectora diseñada por el diseñador croata Zoran Aragovic, quien impulsado por la epidemia de coronavirus, diseñó una máscara de algodón en su estilo de arte pop distintivo.

AFP

Inspirado por la histeria que ha despertado la propagación del nuevo coronavirus, un diseñador croata empezó a fabricar una mascarilla "de colores y alegre", un accesorio de moda que ha ido ganando popularidad pese a no proteger contra el virus.

"Es una nueva prueba de que las mejores cosas nacen espontáneamente", declaró a la AFP Zoran Aragovic, de 39 años, dueño de la marca local BiteMyStyle.

Publicidad

"Todas las mañanas, en la cafetería, hablábamos del coronavirus y de que se habían agotado las reservas de mascarillas protectoras, el único tema que nos preocupa estos días. Y, en broma, dije que iba a hacer una mascarilla de colores y alegre, parecida a mis diseños", explicó.

Así, empezó a confeccionar mascarillas en su taller de Zagreb, echando mano de retales con estampados pop-art o de cómic, que utiliza para sus diseños. Los primeros pedidos no tardaron en llegar después de que publicara una selfi en las redes sociales luciendo la nueva creación.

Publicidad

Con todo, Aragovic insiste en que "no se trata de una mascarilla médica, sino más bien de un accesorio de moda".

"Por supuesto, estas mascarillas no le protegen a uno de ninguna enfermedad, pero a la gente le gustan y encarga", afirmó. En dos semanas, vendió varias decenas, a 9 euros la unidad.

"Es la mejor forma de luchar contra las malas noticias sobre el coronavirus", agregó el diseñador.

En Croacia, de momento, se registraron nueve casos de la epidemia, que afectó a casi 95.000 personas en todo el mundo y causó 3.245 muertes en 81 países y territorios.

Publicidad

Publicidad