Las autoridades ordenaron que casi todas las agencias gubernamentales y empresas no esenciales sigan cerradas por una semana

AP

Irán empezó a reabrir sus oficinas gubernamentales el sábado tras una breve cuarentena para ayudar a frenar el peor brote de coronavirus en Oriente Medio, que ha matado a más de 4.300 personas solo en la República Islámica.

Las autoridades ordenaron que casi todas las agencias gubernamentales y empresas no esenciales sigan cerradas por una semana tras el final del feriado por el Año Nuevo Persa, o Nowruz, el 4 de abril.

Publicidad

Las oficinas gubernamentales en las afueras de la capital, Teherán, reabrieron el sábado con dos tercios de sus empleados trabajando de forma presencial y el resto desde casa, reportaron medios estatales. Las mujeres con niños pequeños tenían prioridad para decidir quién trabaja de forma remota. Las empresas de fuera de la capital también podían reanudar su actividad el sábado, el primer día de la semana laboral.

Los negocios de Teherán podrán reabrir el próximo sábado, siempre y cuando se registren con las autoridades y sigan los lineamientos de distanciamiento social establecidos por el Ministerio de Salud. Las oficinas gubernamentales en la capital volverán a funcionar con dos tercios de sus empleados presentes.

Publicidad

Por otra parte, las autoridades reportaron 125 fallecidos más para un total de 4.357. En el país hay más de 70.000 infecciones confirmadas, de los que más de 40.000 se han recuperado, agregó.

En la mayoría de los pacientes, el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, provoca síntomas leves y moderados como fiebre y tos, pero en otros, especialmente mayores y personas con enfermedades previas, puede derivar en neumonía e incluso en la muerte.

Publicidad

Publicidad