Bancos de EEUU prevén ola de deudas sin cobrar

AP - KEN SWEET

Los principales bancos de Estados Unidos anticipan una ola de préstamos que quedarán sin cobrar debido al enorme impacto económico de la crisis del coronavirus sobre individuos y empresas.

Bank of America y Citigroup anunciaron el miércoles que sus ganancias cayeron en más de 40% en el primer trimestre del año en momentos en que ambos reservaron miles de millones de dólares para cubrir deudas sin pago. El día anterior, JPMorgan Chase y Wells Fargo reportaron resultados aun peores.

Publicidad

Incluso los bancos de inversión se vieron afectados por la pandemia. Las ganancias de Goldman Sachs en el primer trimestre sufrieron una caída de 46% con respecto al año anterior, debido al descenso de sus propias inversiones y a la creación de reservas para cubrir deudas sin paga.

La crisis del coronavirus ha paralizado la economía estadounidense en cuestión de pocas semanas. La mayoría de los economistas y jefes de empresas vaticinan que Estados Unidos caerá en una profunda depresión. La única incógnita es cuán profunda será: El PIB estadounidense probablemente sufrirá una contracción den entre 30 y 40% en el segundo trimestre del año y el desempleo podría ascender a 25%.

Publicidad

El martes, el director general de JPMorgan, Jamie Dimon, vaticinó que Estados Unidos caerá en “una severa recesión”. El CEO de Wells Fargo, Charlie Scharf, declaró: “Todos sabemos que jamás hemos visto algo así”.

Los cinco bancos en conjunto apartaron unos 20.000 millones de dólares para cubrir deudas impagas en el primer trimestre, ante la posibilidad de que tanto individuos como empresas queden sin poder pagar sus créditos. Muchos de esos préstamos lucían pagables hace apenas semanas, pero la crisis del coronavirus ha obligado al cierre de muchas empresas y ha dejado a millones de personas sin empleo.

El miércoles, el BofA anunció que había aumentado sus reservas por créditos irresueltos en 4.760 millones de dólares, mientras que la cifra para Citi era de 7.030 millones de dólares, comparado con 1.980 millones en ese mismo período el año pasado. Ambos tienen grandes departamentos de tarjetas de crédito, y BofA tiene aparte una considerable división de créditos bancarios, mientras que Citi tiene un gran departamento de banca internacional y otorga créditos a gran cantidad de empresas en todo el mundo.

A pesar de la crisis, tanto BofA como Citi mostraron mejores resultados que JPMorgan y Wells, cuyas ganancias sufrieron contracciones aun peores y proporcionalmente, dejaron a un lado más reservas por créditos impagos.

BofA reportó ganancias de 4.010 millones de dólares (40 centavos por acción) comparado con 7.310 millones de dólares (70 centavos por acción) un año atrás. Las ganancias de Citi bajaron a 2.500 millones de dólares (1,05 dólares por acción), comparado con 4.700 millones de dólares (1,87 dólares por acción) hace un año.

Publicidad

Publicidad