Emiratos Árabes Unidos Internacionales - 

FMI vaticina fuerte recesión en Medio Oriente por el virus

El Medio Oriente, ya agobiado por altos índices de desempleo, conflictos y miles de desplazados, caerá en una recesión este año debido a los efectos económicos del coronavirus, vaticinó el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

El impacto del COVID-19 será severo en toda la región, pronosticó el organismo mundial advirtiendo que si los gobiernos regionales manejan mal la crisis, estarán sembrando las semillas de aun más inestabilidad social, política y económica.

Ante la magnitud de la crisis, el FMI exhortó a los gobiernos locales a darle prioridad a las inversiones en salud, independientemente de su capacidad fiscal, a fin de contener la crisis lo más rápido posible.

En el Líbano, escenario de masivas protestas por la situación económica aun antes de la pandemia, la economía se contraerá 12%, casi el doble del año pasado, vaticinó el FMI. En Libia, donde perdura un conflicto entre dos gobiernos paralelos, el organismo mundial prevé una asombrosa contracción de 59%.

Irán ya antes se encontraba en una severa recesión debido a las sanciones estadounidenses, impuestas cuando el presidente Donald Trump sacó al país del acuerdo nuclear, y ahora está enfrentando el desafío del virus. La economía iraní decrecerá este año en 6%, prevé el FMI.

El Medio Oriente tiene más de 174.000 casos de coronavirus y más de 6.000 decesos, principalmente en Irán.

La economía mundial, según el FMI, se contraerá en 3% este año pero se recuperará en el 2021 con un crecimiento de 5,8% aunque las perspectivas de esa recuperación no son nada seguras.

A medida que millones de personas en todo el mundo pierden sus empleos debido a las cuarentenas y cierres de negocios, los atribulados gobiernos están pidiendo ayuda al FMI para poder sostener a las poblaciones más vulnerables.

El organismo mundial ha dicho que está dispuesto a facilitar un billón de dólares para asistir a las naciones necesitadas.

Como evidencia de la gravedad de la situación en Irán, el país le solicitó al FMI un préstamo de 5.000 millones de dólares, siendo la primera vez que hace ese pedido de ese tipo en casi seis décadas. El FMI ha informado que está evaluando la solicitud y que le ha pedido más información a Irán.

Jihad Azour, director del departamento del Medio Oriente y Asia Central del FMI, estimó que es demasiado temprano como para saber con exactitud cuánta gente en la región ha perdido sus empleos debido a la crisis. Advirtió que el Medio Oriente apenas está percibiendo la primera ola de efectos adversos y que debe prepararse para las repercusiones a largo plazo.

“La región está enfrentando uno de los desafíos más graves de su historia”, expresó Azour.

FUENTE: AP