EEUU Internacionales -  18 de abril 2020 - 10:53hs

Televisoras presionadas por transmisión de sesiones de Trump

Después de que el presentador de noticias John King de la televisora CNN describiera como propaganda un video reproducido durante una sesión informativa de esta semana del presidente Donald Trump, la reacción ha sido previsible. ¿Entonces por qué lo transmite la CNN?

El episodio intensificó un debate sobre cuánto tiempo de transmisión sin filtros deberá tener el presidente prácticamente todos los días durante una pandemia.

La cobertura es un blanco en movimiento, y CNN y MSNBC últimamente tienen un enfoque más crítico. Sin embargo, a pesar de que presentadores como Rachel Maddow, Don Lemon, Chris Hayes y Joe Scarborough ha insinuado que la suspenderían si dependiera de ellos, sus jefes no han dado indicio de que lo harán.

Todos los días, también se toman decisiones en las redacciones noticiosas del país.

“Desde hace mucho, los periodistas se enorgullecen de su rol de porteros, al seleccionar entre los varios sucesos del día aquellos que merecen más la atención del público y presentarlos de tal forma que ayude a los ciudadanos a comprender lo que está en juego”, dijo Thomas Patterson, profesor de gobierno y la prensa en la Universidad de Harvard.

“La cobertura indiscriminada de las conferencias de prensa del presidente mancha esta tradición”, agregó. “Uno se pregunta por qué. ¿Son los índices de audiencias? ¿Es temor a la ira de Trump? Sin duda no es periodismo”.

No es tan fácil para los directivos tomar la decisión.

Cuando Trump comenzó con las sesiones informativas, sin duda eran noticias. Sin embargo, los eventos se desarrollaron más allá de actualizaciones de salud hasta darle a algunos periodistas la sensación de que están siendo usados. Sobresalen tres momentos: el desfile del 30 de marzo de ejecutivos empresarios, incluido un fabricante de almohadas que elogió al presidente; la discusión del 1 de abril de tráfico de drogas con agentes policiales; y el video del lunes, una aparente respuesta a las investigaciones de periódicos que fueron críticas de las primeras medidas de Trump durante la crisis.

La Casa Blanca no suele ofrecer una guía antes de la sesión del día sobre lo que Trump planea abordar, aunque el presidente avisó un día antes que anunciaría el jueves un plan para regresar al trabajo.

Una cadena puede optar por no cubrir a Trump en vivo. Pero qué sucede si se trata de una verdadera noticia _por ejemplo, anuncia el día del fin de la cuarentena_ y la competencia lo tiene pero uno no.

“El instinto de emitir en vivo a gente importante en medio de historias importantes está profundamente arraigado”, dijo Mark Lukasiewicz, ex directivo de noticias de la cadena NBC y ahora decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Hofstra.

El riesgo de difundir desinformación en medio de una emergencia sanitaria es tan grande que las redes refrenan esa tendencia natural, añadió.