Los confinamientos comenzaron en China a finales de enero y se propagaron a Europa, Estados Unidos y a otras partes del orbe

AP

La presión sobre los gobiernos para reducir el dolor económico causado por los confinamientos impuestos por el coronavirus aumentaba el domingo luego de protestas por parte de aquellos que temen por sus medios de subsistencia, y las autoridades respondieron con una amplia gama de fechas posibles, soluciones y algunos enfáticos “no todavía”.

Los confinamientos, que comenzaron en China a finales de enero y se propagaron a Europa, Estados Unidos y a otras partes del orbe, han paralizado la economía, así como las actividades sociales, culturales y religiosas, colocando al mundo en su crisis económica más grave desde la Gran Depresión en la década de 1930. Decenas de millones de trabajadores han perdido sus empleos, y millones más temen que sean los siguientes.

Publicidad

Con el arco de infecciones diferente en cada país, las propuestas han variado para enfrentar al virus que ha provocado por lo menos 160.000 muertes en los últimos cuatro meses y para el cual todavía no hay una vacuna. Algunas naciones, como Gran Bretaña que sigue en medio de su brote, dicen que es demasiado pronto para proporcionar fechas exactas para la reducción del confinamiento.

Pero en Alemania, que ha logrado disminuir significativamente la tasa de casos nuevos desde mediados de marzo, la mayoría de los pequeños comercios puede abrir el lunes.

Publicidad

Después de seis semanas de estar encerrados en sus casas, las autoridades españolas dijeron que los niños tendrán permitido abandonar sus hogares a partir del 27 de abril. España impuso uno de los confinamientos más estrictos de Europa, ayudando a reducir el aumento diario de infecciones confirmadas de más de 20% a 2% para un país cuyas 20.000 muertes a causa del virus sólo son superadas por las registradas en Estados Unidos e Italia.

La cifra de decesos en Estados Unidos se acerca a las 40.000, con más de 735.000 casos confirmados, y las infecciones a nivel mundial han superado los 2,3 millones, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins. El alcance real de la pandemia probablemente sea mucho mayor debido a casos con síntomas moderados que no se están contabilizando, pruebas limitadas, problemas para contar a los muertos y la intención de algunos países para minimizar sus conteos.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional prevé que la economía global se contraiga 3% este año, una caída mucho mayor a la del 0,1% en 2009, tras la crisis financiera global.

Sin embargo, muchos gobiernos están resistiendo la presión de reducir abruptamente sus confinamientos.

Publicidad

Publicidad