AFP

Los enfermos de cáncer enfrentan su propia tragedia en Bolivia: a las penurias por conseguir tratamientos en un sistema de salud colapsado por viejos problemas estructurales, se suma ahora el reto de sortear una cuarentena por el nuevo coronavirus para obtener medicamentos o llegar a un hospital oncológico.