Joven que cayó desde un puente al lecho del río Mapocho durante una protesta el viernes en Santiago, era trasladado a un centro médico

EFE

Chile debe llevar a cabo una "investigación exhaustiva" del actuar de un policía que, presuntamente, lanzó a un menor a un río durante una manifestación en Santiago, dijo este lunes el representante en América del Sur de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab.

Para este organismo, es necesario "investigar y, si procede, juzgar y sancionar" no solo la responsabilidad individual del agente del cuerpo policial de Carabineros directamente involucrado, sino también "la eventual responsabilidad de los mandos a cargo de la operación", según recogió en un comunicado.

Publicidad

La Oficina de la ONU para los DDHH en Suramérica indicó que "resulta especialmente preocupante la omisión de asistencia por parte de Carabineros a la víctima, que tuvo que ser auxiliada por otros manifestantes y rescatistas civiles".

Los hechos sucedieron el pasado viernes durante una manifestación en la capitalina Plaza Italia, epicentro de las protestas en Chile desde el estallido social de octubre de 2019, donde un agente de carabineros presuntamente arrojó a un manifestante de 16 años al río mediante un empujón, resultando gravemente herido.

Publicidad

Las investigaciones audiovisuales, así como el relato de testigos, rescatistas y sanitarios que atendieron al menor herido, permitieron determinar que hubo una "persecución y una posterior embestida" al menor, según la Justicia chilena, que este domingo decretó prisión preventiva para el policía.

Para la oficina de la ONU, este suceso "no es excepcional", sino que se suma a la "ya extensa lista de otros casos de violaciones de derechos humanos por parte de fuerzas de orden cometidas en el contexto de manifestaciones sociales", que han sido documentadas en distintos informes a nivel internacional y nacional.

"Preocupa el continuo e incondicional respaldo a las fuerzas del orden y seguridad, pues son conductas reiteradas. Hago un llamado a que se identifiquen los patrones y analicen las causas que favorecen estas conductas", expresó Jarab.

El representante de la ONU enfatizó que "se necesita una reforma profunda de las fuerzas del orden y seguridad, que tenga como pilares la profesionalización de sus agentes, formación en derechos humanos, subordinación a la autoridad civil y especialmente, mecanismos de rendición de cuentas en todos los niveles".

REFORMA EN EL CUERPO POLICIAL DE CARABINEROS

A este respecto se refirió también el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, quien en una entrevista con el canal local 24 Horas dijo que el problema de la institución de Carabineros es "profundo" y "serio" y que no se ha abordado en los últimos 30 años de democracia.

"No se ha hecho un esfuerzo serio por mejorar la capacitación y entrenamiento de suboficiales y oficiales y con contar con mecanismo rigurosos para mantener la disciplina y sancionar a quienes se aparten de los protocolos", expresó.

Vivanco lamentó que "Carabineros es una institución que tiende a responder corporativamente frente a este tipo de denuncias" y que "eso significa que la tentación usual el encubrimiento".

"Cuando existen estas denuncias, lamentablemente no existe una actitud de una plena transparencia y de facilitar las investigaciones y entregar toda la documentación y el material a las autoridades competentes", dijo.

Para el representante de HRW, más allá de que en un eventual proceso constituyente en Chile se abra una vía para "repensar muy seriamente lo que es la función de Carabineros" en la sociedad actual, ya se deben promover "reformas concretas dirigidas a mejorar entrenamiento, capacitación y control" porque de lo contrario "estos abusos van a continuar".

Publicidad

Publicidad