Nigeria: manifestantes violan toque de queda en Lagos

AP

Los manifestantes que protestan contra la brutalidad policial en Nigeria se quedaron en las calles de Lagos el miércoles, violando el toque de queda decretado por el gobierno luego de una noche de violencia caótica en la que hubo disparos contra los inconformes que provocaron indignación internacional.

Jóvenes manifestantes que levantaron barricadas junto al área de peaje Lekki recibieron disparos el martes en la noche, causando heridos y un número desconocido de fallecidos.

Publicidad

Hubo reportes de balaceras en Lagos, la mayor ciudad del país con 14 millones de habitantes, incluyendo la autopista al aeropuerto, una importante estación de autobuses y el exterior de las oficinas de una televisora. También se informó de movilizaciones y disparos en varias ciudades más, incluyendo la capital, Abuya.

Las protestas contra la brutalidad policial sacuden el país desde hace más de dos semanas y las demandas de los inconformes se han ampliado para incluir llamados para terminar con la corrupción, por un gobierno responsable y para que se respeten los derechos humanos en la nación más poblada de África, con 196 millones de habitantes.

Publicidad

A pesar de su enorme riqueza petrolera y de ser una de las mayores economías del continente, la población sufre una pobreza generalizada y no tiene acceso a servicios básicos como consecuencia de la corrupción generalizada, según denuncian grupos de derechos.

Los nigerianos se están recuperando del video grabado el martes en la noche en el peaje de Lekki, en el que se puede escuchar como los manifestantes entonan el himno nacional en la oscuridad. Además se oyen disparos seguidos del ruido de la gente huyendo.

No estuvo claro quién efectuó los disparos recogidos en la grabación, pero las fuerzas de seguridad nigerianas han sido acusadas de al menos 10 muertes durante las protestas, dijo Amnistía Internacional, que ha acusado a la policía y al ejército de utilizar una fuerza excesiva contra los manifestantes. Además, ha habido reportes generalizados de manifestantes jóvenes atacados por bandas armadas, que según los inconformes fueron enviadas por la policía para dispersar las concentraciones.

El gobernador de Lagos confirmó en la madrugada del miércoles numerosos heridos en la balacera de Lekki, pero no identificó a los responsables.

El presidente del país, Muhammadu Buhari, no se ha pronunciado sobre las manifestaciones ni la violencia que registra el país.

La crisis ha atraído atención internacional, incluyendo la del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, quien ha denunciado los tiroteos.

Publicidad

Publicidad