El galardón se entregará en una ceremonia en Estrasburgo, Francia, el 16 de diciembre

AP

La Unión Europea otorgó el jueves su máximo galardón de derechos humanos al movimiento opositor de Bielorrusia y a su líder, Sviatlana Tsikhanouskaya, por desafiar el largo y duro reinado del presidente Alexander Lukashenko.

“Es un honor anunciar que las mujeres y hombres de la oposición democrática de Bielorrusia son los galardonados con el Premio Sájarov 2020", dijo el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Publicidad

“Tienen de su lado algo que la fuerza bruta nunca podrá derrotar: la verdad. No se rindan en su lucha. Estamos a su lado", agregó.

El bloque de 27 naciones acordó este mes imponer sanciones contra funcionarios bielorrusos sospechosos de malas prácticas electorales y de una brutal represión de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes. La UE ha advertido que está dispuesta a sancionar al propio Lukashenko si no se sienta a negociar con la oposición y ordena el final de la represión iniciada tras los polémicos comicios.

Publicidad

Lukashenko fue reelegido para un sexto mandato en unas elecciones consideradas ampliamente como manipuladas. Desde la votación del 9 de agosto, que habría dado al dirigente una victoria con el 80% de los votos, multitudinarias protestas han sacudido a la exnación soviética.

Tsikhanouskaya, la principal rival de Lukashenko, obtuvo el 10% de los votos. Ella y sus seguidores se negaron a reconocer los resultados alegando que el conteo de las boletas estuvo manipulado.

La opositora, una exprofesora de inglés de 38 años y sin experiencia política previa, se unió a la carrera electoral luego de que su esposo, quien aspiraba a presentarse a la presidencia, fuese encarcelado. Él sigue en prisión.

Tsikhanouskaya ha rechazado los resultados oficiales y se ha negado a reconocer su derrota, pero se vio obligada a marcharse a Lituania presionada por las autoridades.

Tsikhanouskaya comparte el premio con varios miembros destacados del Consejo de Coordinación de la oposición, creado tras los comicios en un intento por facilitar las conversaciones sobre una transición de poder.

El premio de la UE, que lleva el nombre del disidente soviético Andrei Sájarov, se creó en 1988 para reconocer a las personas o grupos que defienden los derechos humanos y las libertades fundamentales. El ganador del año pasado fue el economista Ilham Tohti por su trabajo en defensa de la minoría china uigur.

Otros finalistas al premio este año fueron activistas que defienten el río Guapinol en Honduras y la activista ambiental y líder indígena asesinada Berta Cáceres. Najeeb Michaeel, arzobispo de Mosul, también tuvo opciones por su papel en la evacuación de cristianos, siríacos y caldeos al Kurdistán iraquí y en la protección de manuscritos histíricos tras la llegada del grupo extremista Estado Islámico a la ciudad en 2014.

El galardón se entregará en una ceremonia en Estrasburgo, Francia, el 16 de diciembre.

Publicidad

Publicidad